USUARIOS
 MENU
europa

Europa

La despedida, Barcelona y la llegada a casa - Agne Dainauskaite - Prácticas Erasmus+

sve

Hola a todos,

Os saludo desde Lituania; aquí todavía hace frío, la naturaleza sigue muerta y todo parece un poco triste después de aprovechar el sol de Barcelona. Este será mi último blog, así que voy a contaros cómo fueron los últimos días de mis prácticas.
La despedida, aunque un poco diferente de lo que habíamos planeado porque los sitios donde queríamos ir estaban cerrados, resultó muy agradable: hacía buen tiempo y todos pudimos caminar sin prisa, hablar, reír, y, claro, sacar bonitas fotos que para siempre serán un recuerdo perfecto de mi tiempo en Gijón y de las personas tan agradables que conocí allí. ¡Ya les echo de menos a todos!

El 4 de abril fue mi último día en Asturias. Bueno, mañana, porque mi avión despegó a las 10 de la mañana, así que tuve que madrugar mucho. Pero aun así la noche anterior todos fuimos a tomar algo en un bar y como siempre lo pasamos muy bien, aunque no pudimos estar hasta muy tarde. Al llegar a Barcelona me encontré con una amiga mía y mi compañera de clase al mismo tiempo que estaba haciendo sus prácticas en Sevilla. Las dos tuvimos que regresar a casa para terminar los estudios, así que acordamos pasar unos días en Barcelona antes de llegar a casa, ya que ninguna de nosotras conocía la ciudad y las dos siempre teníamos muchas ganas de visitarla.

sve
 ¡Qué impresión me dejó Barcelona! Estuve completamente asombrada por todo lo que ofrece la ciudad y por su belleza. ¡Hay tanto que ver! Los tres días que pasamos allí caminamos muchísimo porque queríamos ver lo más posible. Al final nos dolieron mucho las piernas, pero el cansancio mereció la pena. Visitamos los sitios más conocidos de Barcelona, como La Sagrada Familia, las casas de Gaudí, Las Ramblas, Parc de Montjuïc, los bunkers del Carmel... Los dos últimos me dejaron la mayor impresión. También nos encontramos con una amiga mía que es catalana y que  conocí cuando estuvo de Erasmus en Lituania y yo fui su mentora. Desde que regresó a casa no la volví a ver, pero siempre mantuvimos el contacto y ahora, después de dos años y pico, ¡por fin nos encontramos otra vez! Por lo mucho que me gustó Barcelona espero volver allí pronto y conocer más sitios bonitos de la ciudad. La vuelta a casa, claro, fue un poco triste: regresamos al frío (5 grados para ser exacta) y a mucho trabajo que hay que hacer para la universidad. Así que ahora paso todos los días escribiendo mi trabajo fin del grado y con fiebre y dolor de garganta (gracias al tiempo lituano). La vida ahora es mucho más aburrida y estresante, pero hay que superarlo, porque si todo va bien, igual en verano regresó a Asturias utilizando mi última oportunidad de Erasmus+, así que ¡a lo mejor nos vemos otra vez!
Un abrazo muy fuerte,
Agne

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES