USUARIOS
 MENU
europa

Europa

A golpe de brocha y pincel - Chema Pérez - SVE en Francia

Unos meses después desde la última entrada del blog, vuelvo a contaros mis aventuras por el sur de Francia ya con el "invierno" prácticamente superado. Y digo, "invierno" con comillas, porque aquí en Nîmes no ha hecho mucho frío y apenas ha llovido. A excepción de un par de semanas con un viento muy fuerte que por aquí llaman el mistral, la temperatura es suave comparada con los fríos inviernos de Madrid (la ciudad de la que vengo). Es más... los árboles ya están echando flor así que podríamos decir que, ¡la primavera ya está aquí! Ahora, echemos la vista atrás a estos últimos tres meses: ¡viajes y brocha!

En diciembre, dos de mis compañeras de piso y yo, tuvimos la oportunidad de pasar un día en Aviñón acompañando a un grupo de estudiantes del instituto Saint Vincent de Paul en el que realizamos nuestro voluntariado y entrar en el majestuoso Palais des Papes. Ese día y, tras entrar en el palacio, nos dimos cuenta de lo importante que fue la ciudad de Aviñón en el pasado en comparación con lo que es hoy en día, conocida principalmente por la famosa canción sobre el Puente de Aviñón.

  

Nîmes, por lo general, es una ciudad bastante tranquila, sobre todo cuando hablamos del fin de semana, cuando por arte de magia las calles se vacían de gente y de cualquier actividad que implique ruido y acumulación de personas. Pero, sí que es verdad que es una ciudad que acoge a muchos músicos y que, en general, promueve la música en directo. De hecho, en julio se organiza el Festival de Nîmes en las famosas arenas romanas con grupos como System of a Down, Rammstein, Scorpions, Placebo o Manu Chao. Supongo que es una ciudad de contrastes. En enero también vino a tocar Sum 41, así que podríamos decir que a Nîmes le gusta la música, y a la música le gusta Nîmes. A menor escala y dentro de la música punk, fuimos a un concierto que tuvo lugar en unos de los bares donde a veces organizamos eventos con la ONG: Bada Bing. El grupo se llama Catalogue y tuvimos tiempo para pegar unos cuantos brincos.

Después de casi cuatro meses en Francia, cogí el tren y volví a Madrid por navidades, como el turrón. Entre Madrid y Nîmes hay muy buena conexión ya que hay un tren directo entre las dos ciudades que solo tarda seis horas y que, entre algunas de sus paradas, se encuentran Zaragoza, Barcelona, Perpiñán, Montpellier... Así que volví a Madrid para quedarme algo más de una semana y así ver a la familia y a los amigos (y ya de paso volver a catar el jamón, que se echaba de menos).

En enero fue duro volver a la rutina tras las dulces vacacione, y también por el mistral del que hablé antes, que por menos de nada te llevaba volando y ni te dabas cuenta (ahora todos en el piso tenemos mejor cutis). Si algo hay que contar de este mes, es el viaje que hice a Lyon. Dicen que es una de las ciudades más bonitas de Francia y no decepcionó. También conocida por su buena gastronomía, no volvió a decepcionar. En tren, está a unas dos horas al este de Nîmes y es una ciudad que, sin duda, merece la pena visitar.

 

 Además de visitar la parte más turística de Lyon, también tuvimos tiempo para visitar un barrio repleto de pinturas muralistas realizadas por CitéCréation, la cooperativa de artistas dedicada principalmente a pintar murales más importante de Francia y que busca, por medio del arte, reactivar los barrios con menos recursos y mejorar la convivialidad de los vecinos.

    

Como parte de la labor desempeñada en la ONG La Maison de l'Europe, estamos en proceso de crear un canal de Youtube donde promover el Servicio Voluntario Europeo por medio de vídeos que muestren lo que hacemos en Nîmes con respecto al proyecto y que al mismo tiempo den visibilidad a cuestiones como la interculturalidad. Otro de los objetivos del canal es mostrar al mundo la ciudad y la región de manera que la gente pueda ver cómo es nuestro día a día y cómo es vivir en el sur de Francia. Pues bien, para rodar ciertos vídeos, primero necesitábamos un estudio, así que decidimos hablar con el Consejo de Dirección de la ONG para pintar un mural en una de las paredes que sirviera como fondo para los vídeos que rodáramos en el futuro y que, al mismo tiempo, sirviera para dar más color y generar un ambiente más distendido y juvenil en la ONG. Nos dieron el ok y a la semana siguiente nos pusimos manos a la obra. Después de seis días de intenso trabajo, este es el resultado:

La casa, que representa la Maison de l'Europe, está flanqueada por Les Arènes de Nîmes y el Pont du Gard del departamento (un antiguo acueducto romano). De la chimenea de la casa, sale despedido el "tren de la movilidad" ya que la ONG se dedica, entre otras cosas, a los programas de movilidad de Erasmus +. De hecho, en los vagones y, en forma de grafiti, puede leerse en francés mobilité. El árbol simboliza el crecimiento personal y en sus ramas hay escritas varias lenguas con el fin de representar el cruce de culturas. Mediante una cámara fija, grabamos todo el proceso y tenemos un vídeo editado en alta velocidad para mostrar el trabajo de muchas horas en tal solo un par de minutos que pronto subiremos a internet.

Después del mural, había que disfrutar de unos merecidos días libres... ¡en Barcelona! Por el sol y mi camiseta de manga corta, y si tenemos en cuenta que la foto se hizo en febrero, puede apreciarse el tiempazo que hizo.

      

Hace un par de semanas, nos fuimos de viaje a Metz (norte de Francia), esta vez por trabajo con la ONG La Maison de l'Europe, para presentar un proyecto realizado en torno al tema de la paz, como parte de una red interactiva de estructuras de países europeos conocida como CitiPart. Después de trabajar varias semanas con el alumnado del instituto Saint Vincent de Paul en colaboración con la ONG La Maison de l'Europe y con un grupo de estudiantes de otro instituto del que forma parte otra voluntaria del proyecto (Lycée de la CCI), nos fuimos a Metz donde nos reunimos con gente venida de otras estructuras procedentes de Alemania, Polonia, Croacia, Austria y Francia para trabajar en torno a la paz y presentar los proyectos llevados a cabo en cada uno de los países.

    

Y hasta aquí las aventuras de estos últimos meses, con nuevos proyectos a la vista que contaré en la próxima entrada. ¡Hasta pronto!

<< volver

Te interesa

Próxima parada: Universidad - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Este lunes no trabajé porque el día anterior (domingo) fui con la gente del conseyu a recoger vidrio a la playa durante de la fiesta de San Juan. Realmente dormí muy poco y primero fui al trabajo (pero llegue tarde...) y me costó mantenerme con los ojos abiertos por el cansancio.

Baila como nadie te vea - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Estamos casi en el fin de junio, y esta semana por fin se celebró el festival de baile el domingo día de San Juan. Estuve muy cansado durante toda la semana, porque pasé mucho tiempo en la escuela preparándome para el domingo.

Último blog - Eva Lopez Sotelo - Voluntariado en Croacia

Pues ya estoy de regreso, escribiendo desde Gijón este blog.Junio fue un mes maravilloso, de verdad. Me lo pasé en grande. Fui prácticamente todos los días a la playa. La primera semana vino de visita mi amigo Jorge, estuvimos por Italia y varios sitios de Istria, aprovechamos a grabar un cortometraje y sobre todo playa playa y más playa.
ENLACES