USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mandarinas de nochevieja - Noelia López - SVE en Croacia

Diciembre, segundo mes de mi voluntariado, estuvo cargado de actividades en Žmergo, la organización en la que colaboro. En el "Día contra las bolsas de plástico" logramos que la gente de Opatija intercambiara sus bolsas de plástico por una de tela. La iniciativa fue todo un éxito y logramos llenar nuestro árbol de Navidad, construido para la ocasión, con cientos de ellas.

También promovimos hábitos de vida saludables en el "Día del smoothie". Gracias a productores locales que donaron productos ecológicos y de temporada, pudimos preparar estos batidos saludables para todas aquellas personas que se paraban en nuestro stand. En este vídeo, hecho por otro voluntario, podéis ver lo bien que nos lo pasamos: https://youtu.be/hP8HHclaF5A

A principios de mes, Juliana y Roberto, otros voluntarios que desarrollan su servicio en Vukovar, vinieron a visitar Opatija. Su visita coincidió con el Festival del Chocolate así que nos pusimos las botas. Pero también tuvimos tiempo para conocer la ciudad e incluso encontrarnos con otros voluntarios de Pula.

El fin de semana siguiente celebramos el cumpleaños de nuestro compañero Xavi. Tras reponer fuerzas, el domingo nos aventuramos a subir el monte Učka, todo un símbolo en esta parte de Croacia. Desafortunadamente, el cielo estaba nublado y no pudimos disfrutar de las impresionantes vistas en la cima.

El siguiente fin de semana, Robert y yo decidimos viajar a Trieste, Italia. La ciudad respiraba un ambiente navideño, con luces, villancicos y hasta una carrera de traineras conducidas por varios Papá Noel y sus respectivos renos. También tuvimos tiempo de visitar la "Grotta Gigante", la cueva turística con la sala más grande del mundo.

Y por fin llegaron las vacaciones de Navidad. Junto con otros voluntarios, me fui a Budapest, Hungría. Era la primera Navidad que pasaba lejos de casa pero no por eso era la peor. La ciudad nos encantó (no tanto el tiempo, ¡qué frío hacía!) pero lo mejor de todo fue la compañía. La familia EVS preparó una cena de Nochebuena en el hostel en el que nos hospedábamos que acabamos compartiendo con gente de todas partes del mundo. Sin duda, la cena de Nochebuena más multicultural que he tenido en mi vida.

croacia

De Budapest nos fuimos a Zagreb para pasar la Nochevieja en casa de otra voluntaria. Se notaba que era la primera vez que muchos de nosotros preparábamos una cena así. Estábamos tan desorganizados que fuimos a hacer la compra demasiado tarde. Tan tarde que solo tuvimos 15 minutos, antes de que el supermercado cerrara, para comprar todo lo necesario para preparar una cena para 10 personas y sí, se nos olvidaron las uvas. Como éramos varios españoles en el grupo, queríamos mostrarle al resto la tradición española de tomar las uvas a medianoche. Dadas las circunstancias, las uvas tuvieron que ser substituidas por gajos de mandarinas. Y así recibimos el 2017, desarrollando nuestras capacidades de resolución creativa de problemas, porque si algo tiene un EVS es que de todo se aprende.

<< volver

Te interesa

Despedida - Alejandro Alonso Llopis - Voluntariado en Belgica

Ha llegado el tan temido momento, esta es la última vez que me dirijo a vosotr@s. Mi SVE ha llegado a su fin.

Tenerife (2ª parte) - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Terminé mi entrada anterior del blog contando mi sábado en Tenerife. En esta entrada hablaré de los días que le siguieron.

Mi propio proyecto, vamos! - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Finalmente he empezado mi propio proyecto personal esta semana! Estaba bastante nervioso antes y no sabía cuanta gente vendría. Al final, 22 personas vinieron y la habitación estaba totalmente llena. Pero las cosas nunca funcionan en la manera que las piensas, tampoco en este caso. Todo fue bien, pero no como había planeado.
ENLACES