USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Los Reyes Magos - Hauke Schneider - SVE en España

Una fiesta muy española llegó: El día de los Reyes Magos. A mí no me trajeron regalos (aparte de un día libre), pero fue maravilloso ver la cabalgata por la cuidad, con musicos, carros de bueyes,  con ovejas y cabras e incluso camellos cargados con cestas de regalos.  Las calles estaban  llenas de gente, todos esperaban por supuesto a los carruajes de los tres reyes. Pasaron Gaspar, Melchor y por fin Baltasar, acompañados de grupos con disfraces un poco cursis, que, me imagino, fueron para representar todas las culturas diferentes que vinieron a ver al niño Jesús. Me decepcionó que no tiraban caramelos como me había contado mi compañero de piso. ¿Todavía hay crisis?

           

También probé el Roscón de Reyes y casi me rompí los dientes al morder una figurita de plástico. Me calmó Sarah, que trae suerte, dijo. Vale, si es así no quiero quejarme. Después de la cabalgata conseguimos abrirnos paso hasta la Plaza Mayor, donde tomamos unos culines en nuestra sidrería favorita con Irina, la voluntaria rusa. También conocimos a un señor mayor que nos contó que había trabajado en Alemania durante mucho tiempo y tenía muchas ganas de hablar alemán conmigo. Luego fuimos al piso de nuestros amigos franceses, conocimos a más gente, y salimos a bailar. ¡Un día lleno de acontecimientos!

Esta semana fuimos a hacer un poco de publicidad. Nanús nos mostró la zona universitaria, donde colgamos los nuevos carteles de los grupos de conversación en inglés, alemán, francés y ahora también asturianu (no, este, ¡no lo hacemos nosotros evidentemente!). Momento estelar: fuimos a la Universidad Laboral, un edificio suntuoso de Franco, gigante pero sin embargo preciosa, que no es muy querido por la gente a causa de su pasado y por eso ni siquiera se usa por completo, ¡qué pena! A mí me haría mucha ilusión estudiar ahí, sería un poco como en Hogwarts.

                          

El martes organicé mi primer grupo de conversación en alemán. Había tres participantes por la mañana y cuatro por la tarde, mucho menos que en inglés, obviamente, pero me sorprendieron con su alto nivel de alemán, así que tenía que adaptar mis planes un poco para no aburrirles. Creo que lo conseguí bastante bien, sin embargo. El miércoles le tocó a Sarah hacer sus clases de francés, mientras que yo asistí a la charla sobre el Servicio Voluntario Europeo que hay cada mes en el Conseyu. Ahora también llegan muchos más solicitudes de gente que quiere ir a hacer el SVE al extranjero, las leemos y corregimos. La clase de inglés fue muy concurrida, con 16 personas, pero muy divertido.

Hoy tuvimos que madrugar, fuimos con Ari del Grupo de Salud e Igualdad al instituto del Piles, donde ayudamos un poco con un taller de resolución de conflictos. ¡Qué raro encontrarse en un instituto otra vez!

Propósitos para la semana que viene: ¡Poner orden en el apartamento, jaja!

Hasta luego,

Hauke

<< volver

Te interesa

El agradecimiento - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Finalmente fui con Cristian a nuestra evaluación intermedia, que tuvo lugar en un pueblo llamado Mollina cerca de Málaga. Teníamos suerte, porque nuestro vuelo despegaba a las 13.00 y no era necesario levantarnos muy temprano. Nada especial pasó durante el viaje, pero todavía me gusta mucho el sentimiento en general cuando viajo.

Hacía un nuevo mes - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Empecé mi semana con la mente abierta y relajada, porque el día anterior había regresado de mi viaje a Barcelona. No hubo nada especial planeado durante la semana, tenía que planear el curso de tejer que hacemos y decidir el tema de grupo de inglés con Cristian.

Excursiones - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Desde el punto de vista de las actividades del voluntariado, han sido semanas corrientes y molientes. La cosa más interesante, por mi parte, fue el grupo de italiano alrededor del día del padre (19 marzo).
ENLACES