USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Viajando y haciendo amigos - Hauke Schneider - SVE en España

Antes de contaros sobre la maravillosa semana que acabamos de pasar en Cataluña, una pequeña posdata sobre el Festival de Cine de la semana pasada:

La película ganadora del premio del Jurado Joven (y mi película predilecta) por supuesto es "Paradise" (2016), una coproducción rusa-alemana del director Andrei Konchalovsky. En imágenes blancas y negras nos cuenta un drama durante la Segunda Guerra Mundial que trata de la relación, curiosa y a veces malsana, entre el guapo y prometedor teniente alemán Helmut y su prisionera rusa la aristócrata Olga en un campo de concentración. Los dos actores interpretan sus papeles excelentemente, y en conjunto la película con la manera especial de contar la historia resulta una digna de haber sido premiado. En la sección de cortometrajes tengo algunos favoritos que valen la pena ver: "Oh What a Wonderful Feeling" de François Jaros (el más artístico y ganador del festival), "Balcony" de Tobi Fell-Holden (el más emocionante) y "The Geneva Convention" de Benoit Martin (el más gracioso).

                                                                         Playa de Coma-ruga 

El lunes de la semana pasada cogimos el avión a Barcelona para participar en nuestra formación a la llegada que hacen todos los voluntarios europeos durante su SVE. Con 24 voluntarios de toda Europa pasamos una semana en un albergue juvenil del pequeño pueblo de Coma-Ruga frente al Mar Mediterráneo cerca de Tarragona. Todos los días teníamos sesiones sobre nuestro voluntariado, el SVE en general, interculturalidad y el contexto socio-histórico de España y muchas cosas más. Fue genial conocer a tanta gente y poder intercambiar nuestras experiencias en nuestros proyectos. Me di cuenta de la suerte que tengo de hacer mi proyecto en el CMX y tener en Nanús una tutora bien organizada, que no era el caso de todos los voluntarios. Hicimos unos juegos y ejercicios de teambuilding fantásticos, entre ellos un taller de "castells", el arte de construir torres humanas, que es un deporte muy famoso catalán.

Nuestras tres formadoras fueron muy enérgicas y siempre de buen humor, haciendo pequeños números de baile y cantando, ¡todo para mantenernos motivados después de noches sin mucho sueño! Desafortunadamente tengo que decir que no aprendí nada en muchas sesiones. La clase de español fue tan básica que incluso en el "grupo avanzado" empezamos con "Hola, me llamo..," y "Me gusta...". La sesión sobre la cultura y la historia española también fue muy superficial, nuestro profesor David nos lo explicó mucho mejor en el Conseyu durante nuestras clases de español. Otras empezaron bien, con introducciones que hacían ilusión y con juegos, las sesiones sobre la interculturalidad y los conflictos por ejemplo, pero al final eso fue todo, quedamos sin conclusión, sin concretizar cuales son los problemas y cómo comportarse para resolverlos.

Ya que este martes era festivo, añadimos unos días de vacaciones para aprovechar aún más del maravilloso tiempo catalán. Primero fuimos a Tarragona, donde pudimos quedarnos en casa de otros voluntarios a quienes conocimos durante la semana. Es una ciudad muy bonita con un mercado idílico en el centro histórico, donde compramos unas mandarinas baratísimas ¡que estaban riquísimas!

                                      

Después fuimos a Barcelona en tren. Yo tuve problemas con una máquina de billetes que cogió mi dinero pero no imprimía ningún billete. Conseguí quejarme en Atención al cliente hablando en español. ¡Propósito de la semana pasada cumplido, diría yo! En Barcelona ahora también tenemos amigos y salimos mucho con ellos, pero nos quedamos en un hostal porque su piso ya estaba muy lleno y ¡no teníamos ganas de dormir en el suelo! Barcelona es una cuidad impresionante aunque no estuvimos allí por mucho tiempo. Mi última estancia en Barcelona fue hace casi 6 años y que puedo decir, la Sagrada Familia todavía no está completada, así que ¡todo como siempre! Desde ayer estamos de vuelta en Gijón, mañana es festivo y después queda poco más que una semana hasta las Navidades. No voy a volver a Alemania y tengo que encontrar regalos para mi familia, pero no deben ser demasiado grandes para enviarlos. Un propósito bastante grande para la semana que viene.

Hasta luego, Hauke

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES