USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Vino en Logroño - Carolin L. - SVE en España

De jueves a domingo fui a Logroño a visitar a una amiga con poco tiempo de preparación.
Después de mi viaje de ida de 6,5 horas, comimos juntas y luego me mostró su bonita ciudad.
Logroño es la capital de La Rioja, que especialmente es conocida por su vino. Cuando estuve en Logroño se estaba celebrando San Mateo que se celebra durante una semana. Esa semana del festival toda la gente no trabaja y disfrutó sus días libres en la calle bebiendo vino, viendo desfiles, escuchando uno de los muchos conciertos y pasandolo bien con su familia y sus amigos.
Todas las calles estaban  llenas de gente especialmente por las noches, era un poco difícil ir de un lugar al otro.

Todas las noches durante los días festivos había fuegos artificiales y después de ellos la gente podía votar por el más bonito. Los fuegos artificiales fueron muy deslumbrantes y muy creativos, toda la gente se juntaba para verlos y aplaudió cuando se acabaron, fue un ambiente muy magnífico y especial.

Me gustó mucho el casco viejo de la ciudad, donde se puede encontrar las calles con los bares más populares de la ciudad. Es obligatorio beber vino y comer tapas en uno de esos bares, uno no se arrepiente.
Algo muy bonito es pasar por uno de los cuatro puentes que atraviesan el río Ebro y disfrutar la buen vista.  

Un día fuimos al museo de la Rioja fue muy interesante conocer la historía de la ciudad y también había una exhibición de la ropa de mujeres, que me gustó mucho, ver como las mujeres se vestían o bien como sufrían llevar de esas ropas.
Entre los dos puentes más populares de la ciudad, el puente de hierro y el puente de piedra, está situada la casa de las ciencias. En el jardín de la casa de las ciencias, que es accesible para todos, se puede encontrar cosas cientificas con las que se puede experimentar como una rueda con efecto engañoso, intrumentos más grandes y otras cosas muy divertidas y interesantes.

El último día fue muy relajado, fuimos a dos parques, uno más cercano otro más lejos (a 10 km más o menos) por eso caminamos mucho,y para acabar el día fuimos a un bar para beber el último vaso de vino y para jugar al UNO. Una ciudad muy bonita pero mejor por gracias de buena compañía. Me lo pasé muy bien !

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES