USUARIOS
 MENU
europa

Europa

De viaje en Santander (casi) sola - Carolin L. - SVE en España

Desde hace algún tiempo he estado pensando sobre ir de vacaciones sola, así que cogí el viernes libre y fui a Santander la capital y la ciudad más grande de Cantabria. He estado en Santander una vez en mi formación de llegada pero solo por pocas horas que no fueron suficientes para descubrir esta ciudad tan bonita.

Cuando llegué en la estación de Santander estaba lloviendo un poco pero no tardé mucho en encontar la oficina de turismo para informarme como llegar a los lugares que planeé visitar o ver.
Pregunté en español y recibí la información en español, que orgullosa estaba.
Normalmente todos empiezan hablar en inglés cuando se dan cuenta que no eres española, lo mismo me pasó un poco más tarde en el hostal, me habló solo en inglés, bueno, los demás quieren practicar su inglés.
También fue mi primera estancia en un hostal, este día hizé por primera vez muchas cosas. Después de pleanear mi ruta por Santander para mi primer día, me puse en camino.

 

Paseé por la ciudad tranquilamente y no me importaba que estuviera lloviendo ni siquiera usé mi paraguas incluso hize muchas fotos muy bonitas y disfruté mucho de la ciudad.
Es una ciudad muy bonita y muy elegante y la gente se viste a juego, es decir, muy elegante y con estilo. Me gustó mucho ver a la gente bien vestida paseando con los paraguas en sus manos por esta ciudad tan elegante.
Luego cuando empezó llover como una cascada decidí usar mi paraguas pero no tuvo mucho sentido porque tuve que pararme debajo de una de las muchas iglesias de la ciudad y esperar un poco hasta que el tiempo se calmó. No paró de llover este día pero luego cuando fue posible caminar  sin esconderme hice el paseo marítimo donde ví el monumento de los Raqueros, que es muy popular es un monumento de niños saltando al mar, más en la foto abajo.

 

Paseé por el puerto que se llama Puertochico y me senté en un banco y disfruté de la hermosa vista, también porque me dolían los pies de tanto andar.Fui al mercado y por la tarde busqué a un lugar donde poder comer.

Al día siguiente quedé con una voluntaria de Santander y así no pasé el día sola pero eso no signifca que no pasé bien el día anterior, lo pasé muy bien pero, me acrodé que hay dos voluntarios  allí tambien. Con ella paseé por el Sardinero y por algunas bonitas playas  y fuimos al Palacio de Magdalena pero no pudimos entrar porque tenían lugar dos bodas dentro.

Comimos bien y al final del día fuimos a su casa y conocí a su compañera de piso que es polaca y por la noche los dos voluntarios de Santander y yo fuimos a tomar algo y así acabó el día.
Y ya el domigo estaba de vuelta para Gijón con pies muy doloridos y muy cansada y por eso me acosté muy temprano. ;)

<< volver

Te interesa

Centollo, carnaval y Tenerife (1ª parte)-Cristian Mirto-Voluntariado en España

Estos siete días, a caballo entre febrero y marzo, han sido muy agradables. Se han marcado por ser días de nuevas aventuras y descubrimientos.

Un riesgo es también un chance - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Honestamente esta semana nada muy especial pasó. Sólo trabaje el lunes hasta el viernes y hacía mucho sol. No era seguro que podría hacer el fin de semana, porque Cristian fue a Tenerife e iba a estar solo. El viernes fui a jugar beach-volley con la gente de la universidad y fue muy divertido!

Avilés, otra vez - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Podría definir esta semana que precede la semana de carnaval y el comienzo de mis vacaciones en Tenerife como un intermedio. De hecho, no pasó nada de verdaderamente remarcable.

ENLACES