USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Descubriendo los Balcanes: Kosovo y Macedonia - Alfredo García Martinez - SVE en Bulgaria

Si algo he aprendido durante esta experiencia viviendo en la región de los Balcanes por 10 meses, es que esta parte de Europa, algo desconocida, es distinta, particular, sus gentes comparten hábitos y se entienden entre ellos a la perfección, parte de su historia es la misma, por ejemplo, durante siglos estuvieron bajo el domino y poder del Imperio Otomano. Lo mejor de esta península es la facilidad con la que se puede viajar entre países, con dos excepciones: Kosovo y Albania. Estos dos países son una anomalía, su lengua no es eslava, su religión: el islam, probablemente este pueblo, albanes, llegase a este territorio junto con los turcos. En este blog os voy a narrar cómo fue mi viaje por dos países balcánicos, Macedonia y Kosovo, antes tengo que decir que España no reconoce a Kosovo como país, ya sabéis que durante los 90s estalló un conflicto y parte de él sigue candente, sobre todo entre Kosovo y Serbia.


Mi primera parada en este periplo fue Skopje, capital de Macedonia, cuna de Filipo II y Alejandro Magno. Para mi sorpresa Skopje no era como me la imaginaba, su centro está repleto de grandes y majestuosas estatuas, como la dedicada a Alejandro Magno, donde el emperador está cabalgando mientras libra una batalla. La capital refleja lo que está siendo el emerger de una nueva economía creciente en nuestro continente, desde los edificios hasta las fuentes destellan poder y desarrollo. Lo mejor de la capital de Macedonia se esconde en su casco histórico, formado por edificios del periodo Otomano y por un pequeño pero atractivo Bazaar.

 

Como en Bulgaria, el alfabeto es el cirílico y la lengua es casi clavada a la búlgara, según los búlgaros el macedonio es un dialecto de su idioma.

Desde Skopje me dirigí al segundo destino, Kosovo. Este enclave situado en el centro de los Balcanes, es foco de polémica y discusiones desde su formación en 2008 aproximadamente. Poblado en su mayoría por albaneses, Kosovo estaba señalado en mi mapa como uno de esos puntos que tenía que visitar durante mi SVE. Antes de subirme al autobús que me iba a llevar a Pristina, mi imagen de Kosovo era la siguiente: un país poco desarrollado, rodeado de pobreza, donde las huellas de la guerra aún se conservan, anticuado... Todos estos estereotipos desaparecieron una vez crucé la frontera. Pristina es una ciudad pequeña pero moderna, el centro histórico configurado por su calle peatonal que se dibuja como la vértebra principal de la urbe, está rodeado por tiendas y restaurantes que respiran vida gracias al continuo flujo de sus habitantes. Cabe destacar una avenida que como la descrita anteriormente, tiene un papel importante en la formación de la capital de Kosovo, la avenida Bill Clinton. Durante el conflicto entre Serbia y Kosovo, E.E.U.U. presidido por aquel entonces por el carismático Bill Clinton, quien apoyó militarmente a los albano-kosovares en su lucha territorial contra los serbios, jugo un rol importante a lo largo de la guerra, como la historia narra, Kosovo venció a los serbios con la ayuda de Clinton y se hicieron con el enclave, desde entonces el ex-presidente es algo así como un héroe, tanto que le dedicaron una estatua y el nombre de una avenida.

Alfredo. 

<< volver

Te interesa

Blog Tisnov en la cuarentena, cuando uno observa en mundo trás una ventana- Maria Rumbero desde Rep. Checa

Tras las navidades volvimos a la nevada y fría República Checa con muchos planes.  Todo paso demasiado rápido, o quizás la quietud y espera que vivimos ahora nos hace ver los meses atrás como recuerdos de hace mucho tiempo..

3 meses en el Norte-Alba Villa desde Finlandia

¡Hola, después de tanto tiempo! Parece que la cuarentena también ha afectado a mi blog, ya que llevo unos cuantos meses sin escribir. Pero en esta entrada prometo hacer un resumen de todo lo que he vivido durante este periodo...

Aquí estoy de vuelta, después de mucho, mucho tiempo - Sara Sierra desde Rumanía

Hace ya más de dos meses que mi voluntariado terminó, justo antes de que el coronavirus invadiese nuestras vidas. Debería de haber escrito esto antes, pero en parte porque soy un poco vaga, y en parte porque esto suena muy a despedida, no me vi con las ganas de escribir...

ENLACES