USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Xiringüelu y más despedidas - Matthew Duff - SVE en España

El fin de semana ha ofrecido muchas cosas para hacer en Asturias. Había fiestas en Gijón, Ribadesella, Pravia, Avilés, Salinas, Arriondas y también en otros sitios, pero no pudimos ir a todos.

El sábado fuimos a Salinas para una fiesta de música y surf en la playa. Pensábamos ir a Ribadesella, algunos amigos fueron allí el viernes y el sábado pero, al final, escogimos la opción más cercana y más fácil. Pero la fiesta más grande tuvo lugar en Pravia el domingo.

 

Pravia fue un poco loco. Había mucha gente en un prao grande, todos bebiendo mucha sidra, se podía oler la sidra desde lejos. Encontramos sombra debajo el puente, hizo mucho calor, y disfrutamos la mezcla de música, baile y sidra. Muchos de los locales hicieron construcciones pequeños de madera para sombra e hicieron pequeñitas fiestas dentro.

 

Tuvimos mucha práctica escanciar sidra, creo que ahora se hacerlo bastante bien. Quizá fue demasiado práctica, bebimos mucha sidra pero fue muy divertido. Cuando fue momento de volver a la casa, había mucha gente en y alrededor el estación y fue imposible a coger un bus o tren! Finalmente, después camínanos mucho, hasta que la noche llegamos a casa en coche del padre de nuestra amiga afortunadamente.

 

Rianne, la voluntaria de Países Bajos, se marchó a su país el miércoles. Digimos adiós con una pequeña fiesta  en el parque de Avilés y pasamos del tiempo en el festival de cerveza. 

<< volver

Te interesa

Septiembre 2020 - Luzia Carrero desde Alemania

Nuestro objetivo de este mes era por fin visitar Praga. Ya teníamos todos los billetes y el alojamiento reservado y cosa de 5 días antes se decretó zona de riesgo, así que...

Mes de septiembre en los Países Bajos- Alexandra Vilana desde Holanda

Septiembre ha sido un mes de vuelta a la rutina en 's-Hertogenbosch: las escuelas han vuelto a la normalidad, las nuevas voluntarias han llegado y nosotras hemos retomado nuestros horarios aquí, tras haber pasado el agosto con la familia.

Julio, un punto y final (casi)-Isabel Langa desde Austria

Desde el momento en el que decidí quedarme un año más en Viena, las despedidas se volvieron surrealistas. Mi cerebro no terminaba de computar que volvía a España tan solo de vacaciones...

ENLACES