USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mis Últimos Viajes - Barcelona y Sevilla - Matthew Duff - SVE en España

Ha sido una semana increíble. Desde mi último blog, he tenido un cumpleaños aquí en Asturias, estuvo en Barcelona para cumplir con algunos viejos amigos y visitar Sevilla con unos amigos nuevos.

 

El miércoles fui a Barcelona por primera vez. Estuve un par de horas para pasearme antes de que mis amigos llegaran. Fue una buena oportunidad para dar un paseo por la cuidad, entre en los mercados famosos donde probé un poco de comida catalana. La razón principal de la visita ver a mis amigos de casa. Fue genial volver a verlos y ponerse al día, especialmente en un entorno tan impresionante como El Palacio Nacional de Montjuic, con vistas espectaculares sobre la cuidad, o en Park Güell en medio diseños de Gaudí, o en la playa, o en uno de los muchos bares en el centro histórico.  

 

En un cuidad amenazada de ser inundada por los turistas, todavía hay un fuerte sentido de identidad. Después de un día de quemarme quemado por el sol en la playa, me despedí de mis amigos. Que se iban a Toulouse mientras mi siguiente parada era en Sevilla.

 

Junto con otra dos voluntarios del SVE que habíamos alquilado un piso en el centro histórico de Sevilla. Lo primero que llamo la atención de esta hermosa cuidad era el calor. Nunca antes había experimentado un clima más caloroso de 40 grados, era una sensación increíble para una persona Escocesa no acostumbrada. La segunda cosa de lo que me di cuenta fue lo preciosa que es.

 

Las estrechas calles históricas que ofrece mucho más que simplemente la sombra forman el sol ardiente. La catedral que domina era impresionante, pero La Real Alcázar fue, posiblemente, aún más espectacular en el interior con sus muchos jardines increíbles que lo rodean.

 

Plaza de España fue otra maravilla. Fue una experiencia increíble pasear por las calles alrededor de la catedral y sobre el río de Triana, deteniéndose para un poco de comida y una bebida. También nos dieron unas magníficas vistas de la ciudad en la parte superior de lo que parecía ser setas gigantes que brotan de una de las antiguas plazas.

 

 

Las vacaciones tienen que llegar finalmente a su fin y, a pesar de tener un gran momento, se sienta bien estar de vuelta en casa en Asturias.   No estoy seguro de que podría acostumbrarme al calor de 40 grados!!!

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES