USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mayo, disfrutando de la naturaleza-Guadalupe G. Figueroa -SVE en Finlandia

Parece mentira pero ya estamos a principios de junio. Sin darme cuenta cada vez pasa más y más deprisa el tiempo, y es que con la llegada de la luz este país cobra vida. Después del largo y frio invierno, en el que estuve dos meses practicamente sin ver el sol, hace un mes que no tenemos noches. Sinceramente, ¡me encanta! Vale, hay días que cuesta mucho irse a dormir cuando fuera hay tanta luz y a las 5 me despierto pensando que son las 9, pero es impresionante ver como se pone y vuelve a salir el sol en cuestión de menos de una hora.

La actividad en Eskola Talo también se ha vuelto más relajada y se agradece. Hemos pasado de no tener tiempo ni para ir al baño a unos horarios más relajados ¿El motivo? ¡Las vacaciones! El colegio se acabó la semana pasada (por lo que el educador de allí se ha incorporado a la guardería) y muchos peques tambén se están cogiendo vacaciones. 
En este mes hemos salido a dar pequeños paseos por el bosque, a ver pájaros y a jugar al béisbol. Aunque al final no me incorporé realmente a la actividad del colegio (era necesaria en la guardería), tuve la oportunidad de participar en la excursión de final de curso. Cinco de los seis estudiantes, el educador, un padre, Olaya y yo marchamos hasta Kusamo. Salimos el martes 31 por la mañana y depués de 500 km en coche llegamos a un precioso sitio al norte de Finlandia y casi en la frontera con Rusia. Allí el plan era hacer una ruta bastante sencilla de 12 km, con puentes colgantes, refugios para viajeros y sitios para hacer parrilladas al lado del lago. Una preciosidad de lugar la verdad. No lo pude ver entero porque uno de los niños, el pequeño de 7 años, se empezó a encontrar mal. Era de esperar ya que no está habituado a hacer ejercicio y el ritmo del paso era demasiado fuerte para él. Viendo la situación, y que aún quedaban unos 8 km por delante, decidieron que me volviese con el pequeño, retrocediendo un par de kilómetros y tomando allí un atajo por el bosque hasta el final de la ruta, donde nos encontramos con el grupo al cabo de un par de horas. La verdad es que me dió pena no ver entera la ruta pero igualmente lo que vi era muy bonito. Lo más complicado no fue encontrar el camino, sino tener que explicar al crio, en finés, que no me estaba equivocando de camino para volver a la cabaña, sino que íbamos al punto de encuentro. Yo y mi finés estilo indio jajaja.

  

Al día siguiente comenzamos el camino de vuelta, parando a medio camino a comer y el grupo fue a un zoológico. Esta vez me abstuve de la actividad por decisión propia ya que estoy en contra de los zoos (decisión que respetaron por completo) pero a cambio descubrí una ruta preciosa al rededor del mismo en el que cada 500 m había una recreación del hábitad de un animal autóctno, e información en finés, inglés y ruso. Tras esa pequeña parada de un par de horas retomamos camino, habiendo conocido un poquito más del país y compartido bonitos momentos con los y las niñas.

 

 
Este mes no ha sido todo trabajar, también he ido a varias fiestas. Para empezar el 1 de mayo fue Vapu, el nombre de la fiesta del día del trabajador/a. Ese día en Helsinki los y las estudiantes de la universidad celebran el final del curso, se ponen sus gorros estilo marinero que significan que se han graduado, y le colocan un gorro a una estatua emblemática. Después, claro está, todo el mundo a la calle a tomar algo... De esta parte de la fiesta disfrute poquito porque tuve la mala suerte de ponerme mala de gastrointeritis y no poder ingerir nada en varios días, pero ningún virus iba a impedir que viese Vapu jaja.
Además de eso el 21 de mayo fui a un festival étnico en Helsinki, donde había música, comida y libros  de distintos países, sobretodo de África y Asia. También puestos de asociaciones y ONG. 

 

Por último, el finde semana pasado me invitaron a una fiesta underground en medio del bosque. ¡Si! en medio de la nada, al lado de una casa abandonada, con una mesa de DJ, una parrilla portatil, colchones en el suelo, gente bailando descalza, mucho repelente para los mosquitos y luz solar constante. Esto solo puede pasar aquí.

Bueno, con este super "resumen" me despido hasta el próximo blog. Por lo pronto, me voy a echar una mano colocando leña, esa que nos mantuvo calientes todo el invierno en casa
 
¡Nos leemos!
Lupe

<< volver

Te interesa

Mi propio proyecto, vamos! - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Finalmente he empezado mi propio proyecto personal esta semana! Estaba bastante nervioso antes y no sabía cuanta gente vendría. Al final, 22 personas vinieron y la habitación estaba totalmente llena. Pero las cosas nunca funcionan en la manera que las piensas, tampoco en este caso. Todo fue bien, pero no como había planeado.

Centollo, carnaval y Tenerife (1ª parte)-Cristian Mirto-Voluntariado en España

Estos siete días, a caballo entre febrero y marzo, han sido muy agradables. Se han marcado por ser días de nuevas aventuras y descubrimientos.

Un riesgo es también un chance - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Honestamente esta semana nada muy especial pasó. Sólo trabaje el lunes hasta el viernes y hacía mucho sol. No era seguro que podría hacer el fin de semana, porque Cristian fue a Tenerife e iba a estar solo. El viernes fui a jugar beach-volley con la gente de la universidad y fue muy divertido!
ENLACES