USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Viaje a burgos - Matthew Duff - SVE en España

El último fin de semana tomamos la decisión más bien impulsiva de ir a Burgos para una fiesta. Había una fiesta de cumpleaños de un chico que conocimos  en Oviedo así que era una buena oportunidad para visitar también nuestros otros amigos en Burgos también. Fue en gran fin de semana sin tiempo para detenerse y esta semana ha sido la misma. Cada semana aquí en España está más llena más concurrido de gente para ver, actividades para hacer y lugares para visitar.

 

Llegamos a Burgos la noche del viernes. Carolina quería ir a un lugar cálido en el fin de semana para disfrutar del sol pronosticado así que le convenció ir a Burgos, uno de los lugares más fríos de España. De todos modos, tuvimos suerte con el clima pero la razón principal de nuestra visita fue reunirnos con nuestros compañeros voluntarios.

 

Nuestro amigo de Eslovenia nos enseñó los alrededores de la cuidad en el sábado por la mañana. Burgos se encuentra en el camino de a Santiago de Compostela, la ruta pasa a través de la cuidad. Así logramos hacer 15 minutos del Santiago de Compostela mientras caminábamos por el centro de la cuidad. El sentido del logro y la devoción espiritual era agradable pero probablemente necesitamos hacer más para apreciado completamente.

 

La cuidad es preciosa. Exploramos algunas de las pequeñas calles que serpentean alrededor de la catedral la cual se eleva por encima del centro antiguo. Es un edificio espectacular, aunque nos encontramos en medio de muchas bodas hemos tratado de disfrutar de las vistas. Caminamos hasta el castillo que se encuentra en una colina. Desde allí pudímos ver toda la cuidad y más allá. Pero no estuvimos por mucho tiempo ya teníamos que llegar a la comida de cumpleaños.  

 

Empezamos a celebrar el cumpleaños a las 4. Mucha cerveza, vino, y calimocho, fuimos después a la cuidad. Entre 10 y el 15 de nosotros visitamos de nuevo a la misma casa. Por suerte tenía una cama para dormir aunque con otras dos personas pero todo fue bien. Al día siguiente, nos fuimos cansados después de la comida antes de finalmente regresar a Gijón.

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES