USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Semana intercultural en Ylivieska - Guadalupe G. Figueroa-SVE en Finlandia

Hola lectores y lectoras de los blog.

La semana pasada pude hacer bastantes cosas fuera de lo habitual por voy a hablaros un poco de ellas. Además, curiosamente todas ellas transcurrieron en Ylivieska, un villa situada a unos 30 km de donde resido y a la cual desde que se terminaron las clases de finés no acudo mucho. Es allí precisamente donde se encuentra la sede de Rieska-Leader, la organización que coordina mi proyecto y a la que tengo que acudir en caso de necesitar algo. Además, esta entidad se encarga de gestionar otros proyectos y de organizar actividades muy interesantes a las que normalmente no me es posible asistir por falta de transporte y que esta vez sí tuve la ocasión de disfrutar.


Encuentros con niños y niñas

El pasado martes 19 de abril nos invitaron a varias personas de distintas nacionalidades (Ucrania, Polonia, Namibia y España) a hablar sobre nuestros países a 8 grupos de estudiantes de un colegio. Los tiempos eran cortos, los grupos reducidos y la mayoría de ellos y ellas se mostraron muy interesadas en participar en las actividades y hacer preguntas. Por supuesto, la imagen que tienen la mayoría está ligada a las islas Canarias (destino turístico por excelencia en este país) y al fútbol. Me resultó muy gratificante la experiencia y salí francamente contenta. En primer lugar, recordé mis tiempos en España dando talleres, adaptando sobre la marcha algunas cosas según las características del grupo y el espacio. Lo segundo fue ver como de 8 grupos, dos pertenecían a educación especial (con diversidades funcionales muy distintas) y una profesora por cada 2 estudiantes. Por último, y no por ello menos importante, pude contrastar las distintas impresiones y anécdotas que habían surgido en la jornada con el resto de gente que allí se encontraba. Por ejemplo, el chico de Namibia nos contó en la comida como sigue persistiendo la idea de que todo el mundo en África es pobre y desnutrida, y que algunos niños y niñas le confiesan tener miedo de las personas negras porque es lo ven los medios. Es más, nos relató que recientemente una mujer mayor le paró en la calle sólo porque quería practicar inglés y aprovechó para pedirle tocar su pelo y su piel ya que nunca había tocada a una persona negra. Si bien cuando viví en París pude ver la normalización de la mezcla interracial fruto de segundas y terceras generaciones de mestizaje, en algunas zonas rurales de este país es bastante evidente lo novedoso que les resulta a los y las finesas esta situación.

 

Cena española

No, esta vez no me tocó cocinar, bueno, más o menos jaja. Rieska-Leader suele organizar cenas temáticas en torno a otros países con la colaboración de gente joven que por distintos motivos reside en la zona: voluntariado, erasmus, gente que ha venido a estudiar de forma permanente, au pairs etc. En este caso la cocinera fue Ana, una chica que tras su estancia erasmus se quedó a vivir aquí con su novio finés. Aunque ella cocinó la mayoría, cualquiera que pasaba por allí podía entrar a la cocina del centro juvenil y aprender un poco. Al final, me vi enseñando a unas chicas finesas a hacer croquetas ¡YO! que no las hago en casa por pura pereza. Pues nada, mandil, moño y a rebozar jeje. Creo que fue la emoción de ver que para todos los platos había versión vegetariana.

Fin de semana magnífico.

A raíz de la cena española me enteré de que esta era la última semana en el país de una voluntaria de Austria que me cae muy bien. Si algo he aprendido en mis tumbos por el mundo es que nunca sabes si vas a volver a ver a alguien, así que le propuse acoplarme a sus planes para el finde. Pregunté a mucha gente, pedí favores y al final encontré la forma de ir hasta la estación de tren el viernes y poder volver el domingo, pero mereció la pena. Nada más llegar resultó que los y las adolescentes con los que trabajan le habían preparado una fiesta sorpresa de despedida. Me vi colaborando con la voluntaria francesa para distraer a la chica, participando en una gincana pringosa y haciendo pruebas de comer cosas raras o muy picantes jaja. Además, le grabaron un video de despedida (lo titularon "Cómo sería el centro sin ti") y vi el desarrollo normal del programa de ocio alternativo que llevan a cabo (tocan instrumentos, juegan al billar, pinchan música con equipos de DJ...). También hubo alguna lagrimilla de despedida, pero eso creo que es normal.

 

El sábado no se quedó atrás. Primero fuimos a jugar a los bolos con algunas trabajadoras de su centro, y para haber sido mi primera vez me lo pasé muy bien. Por la tarde, la encargada del proyecto de ellas nos invitó a su casa, fuimos a la sauna y después al palju. ¿Que qué es? Es una bañera gigante de madera en el jardín que se llena de agua caliente. Lo normal es ir cuando está todo nevado, pero aunque solamente había -1 grado esa noche, os puedo garantizar que se estaba en la gloria dentro.

 

Esto es todo por ahora, que no es poco. Creo que la conclusión de este blog puede ser que no sólo es importante ESTAR en otro país, también lo es tener los medios para moverte, conocer gente y poder participar en actividades. Al fin y al cabo, si algo me voy a llevar en la mochila de regreso son recuerdos.

¡Nos leemos!

<< volver

Te interesa

Octubre 2019- Isabel Langa desde Austria

Buenas de nuevo!

Este segundo mes de voluntariado ha sido muy intenso en todos los aspectos. Por una parte, he aprovechado cada fin de semana para viajar o recibir visitas...

Mi primer mes en Constanza- Sara Sierra desde Rumanía

El día cinco de octubre, tras una semana llena de planes pre-viaje, llegué al aeropuerto de Santander para coger un avión dirección Bucarest. Rumanía no era un país del que tuviese mucha información (que tampoco es que tenga mucha más ahora que estoy aquí...), pero lo que todo el mundo me decía era: "Ay, es un país precioso, ya lo verás". Así que con esas palabras en la cabeza llegué a Bucarest.

La pequeña Eskola- Alba Villa desde Finlandia

Holaa a todas y todos!! Ya estoy aquí otra vez para hablaros un poquito del pequeñito pueblito de Eskola y mi segundo mes de voluntariado. Tal vez os estéis preguntando por qué esta entrada va con algo de retraso...

 

ENLACES