USUARIOS
 MENU
europa

Europa

6 meses después - Carlota Fernández- SVE en Hungría

Como persona fuerte y aventurera que soy y creyendo firmemente que en la vida todo sucede por una razón y después de llegar a la conclusión de que el SVE depende de muchas cosas, mucho es cuestión de suerte y sobretodo de muchas cosas ajenas a tu persona, a tu entusiasmo y dedicación, aquí estoy de nuevo, seis meses después intentando contar algo de lo vivido.

Con cambios de ultimisima hora y actividades casi sorpresa. Después de llevar seis meses aquí parece que haré algo relacionado con el voluntariado y por fin tengo clases de húngaro constantes.

Realmente no hay mucho que contar, en lo que se refiere el proyecto todo sigue igual, con los alumnos y las clases todo bien. Ahora voy cinco institutos diferentes y tengo tres grupos de conversación en diferentes lugares y con gente distinta.

 Volver después de navidad fue algo dificil ya que los primeros meses aquí por diversas situaciones fueron algo duros. Pero bueno, todo era cuestión de acostumbrarse. El mes de enero fue el mes de los cambios, fue el último de mis antiguas compañeras de piso y mi último mes en Nyíregyháza, pese a todo fue un buen mes. Todos los cambios asustan un poco en cierta manera, pero una vez en Debrecen la cosa mejoró. Debido a que es la segunda ciudad más grande de Hungría brinda la posibilidad de realizar más actividades y de conocer a más gente. Ahora vivó con dos trabajadores de la organización.

Una gente se va y otra viene, así es la vida. Lo importante es encontrar esa gente con la que poder pasar un buen rato, desconectar de todo y simplemente ser tú mismo. Es la primera vez que paso mi cumpleaños lejos de mi familia y mis amigos y he de deciros que no ha estado nada mal gracias a haber encontrado ese circulo de personas cuya lengua común es la sonrisa.

           

                                    

En todo este proceso también situaciones incomprensibles o rocambolescas que no depende de uno mismo y que suceden a menudo aunque no deberían y que te cabrean o disgustan pero que después de algún intercambio de opinión las cosas siguen su cauce o eso parece.

Teniendo siempre en la cabeza y en el corazón esas personas que estan en España y por diversos motivos no pueden hacer una visita, a los que a veces se echa demasiado de menos, me despido diciéndoos que ya empieza el buen tiempo, un extraño buen tiempo ya que el otro día llegó a haber 27º y estamos en abril solamente, así que la que escribe esta algo asustada por la temperatura que puede llegar a hacer en verano.

 

Hasta pronto.

 

Carlota.

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES