USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Compañeros de piso- Adrian Ferrero- SVE en Italia

Como creo que no he hablado de ellos y dije que lo haría, es hora de dedicarles un espacio, porque son algo esencial en esta experiencia!!!

Cuando me dijeron, "vas a tener un compañero georgiano (no el Estado de EEUU, que ya os veo...) y una compañera rusa", lo primero que pensé es, "vamos, como si juntas a un portugués y un español; van a empezar a hablar ruso y adiós"....pero no podía estar más equivocado.

He de decir, y nos lo decimos cada poco, "que suerte hemos tenido con estos compañeros", seguro que si lo volviese a intentar 1000 veces, no volvería a tener la misma suerte.

Yo creo que cuando se juntan personas que vienen con la idea de querer aprender de otros, de conocer a otras personas, conocer otra cultura, pasa esto... ¡ves que "La Madre Rusia" es igual que nosotros!

En el SVE no solo el proyecto es lo importante, la convivencia cuenta y mucho, si esta fuese mala, sería imposible que 6 meses hayan pasado como si fuesen nada.

Compartimos casa, compartimos ocio, compartimos problemas, compartimos viajes, compartimos alegrías... ¡Y lo que nos queda todavía por delante claro!

Así que aquí estamos en Bolzano, el georgiano (ahora ya sabéis donde está, que lo habéis mirado en Google Maps), la rusa, y el español.

Un saludo ! Приветствие! (a saber lo que os he puesto aquí)

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES