USUARIOS
 MENU
europa

Europa

En el meridiano: 6 meses por estas frías tierras... - Guadalupe G. Figueroa -SVE en Finlandia

Parece mentira pero esta semana se cumplen 6 meses desde que llegué. No sé si lo sabéis pero ya están ofertando las plazas para las próximas voluntarias en este proyecto, así que en esta entrada voy a hablaros más de mi labor diaria.

Lo último que os conté fue que íbamos a visitar una de las escuelas públicas de Kannus, invitadas por una de las profesoras de allí, que además es alumna mía en las clases de español. ¡Me encantó esa visita! Estuvimos con 7 grupos distintos hablando de España, contestando preguntas y enseñando palabras básicas a través de juegos. También tuve la oportunidad de ver las instalaciones y sobretodo ¡de preguntar! Por ejemplo, tanto niños como niñas tienen las asignaturas de trabajo de la madera y confección (con telar y máquinas de coser), la biblioteca es un espacio colorido y cómodo, y en el aula de música encuentras desde los instrumentos clásicos a una batería. En cuanto a la atención a la diversidad, el alumnado con distintas necesidades asiste a clase con el resto de sus compañeros y compañeras, existiendo 3 grupos de refuerzo a los que asisten en determinadas asignaturas aquellas personas que lo necesitan (para personas con un retraso curricular grande, leve y aquellos que van más avanzadas). Las personas con diversidad intelectual y motora de un grado mayor asisten al mismo centro, no con el resto del alumnado pero si se juntan para determinadas actividades y todos los días en el comedor escolar.

 

Sobre mi trabajo diario os puedo contar que a Olaya y a mi nos encargaron preparar un proyecto personal para trabajar el tema del reciclado y el medio ambiente con el alumnado de la escuela. Unimos nuestras ideas y el resultado fue muy bonito. Primero elaboramos unos contenedores de reciclaje (no son iguales que en España) en unas hojas grandes y luego con ayuda de unos folletos de un supermercado aprendimos a separar. La segunda actividad fue de concienciación a través de unas fichas que tenían que ir uniendo, pues unas corresponden a acciones y otras son sus consecuencias. Aquí tengo que decir que la idea la saqué de una ruta que organizó el CMX en verano donde aprendimos sobre el medio ambiente gracias al grupo scout ASDE. Por último, construimos un teatro de títeres y unas marionetas con materiales reciclados. Elegimos para interpretar el libro "Por 4 esquinitas de nada", que intenta concienciar sobre la diversidad funcional y la importancia de quitar las barreras. Por último, el alumnado interpretó esta obra delante de los y las niñas de la guardería ¡Quedaron encantados/as! Quizás lo más complicado para mi fue intentar traducir correctamente todo el texto al inglés para posteriormente pedir ayuda con la traducción al finés. Por lo demás fue una bonita experiencia.

 

En la guardería he decidido hablar más en español con los y las peques. Digamos que he esperado a tener su confianza ya que al principio me miraban con miedo cuando decía más de una palabra seguida en español y se iban corriendo donde las otras cuidadoras. Ahora muchos y muchas de ellos conocen bastantes palabras así que creo que ha llegado el momento de dejar de hablar como "indios". Por ejemplo, como ya conocen los nombres de muchos animales, estoy elaborando unos materiales para unos juegos que tienen como base aprender a decir y entender frases básicas como "¿Dónde está el/la...?" y "¿Qué es esto?". Evidentemente esto son actividades puntuales, el resto del día como siempre, repito una y otra vez el nombre de la comida, la ropa o los juguetes que tenemos.

 

Esto es todo por ahora, ¡nos leemos!

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES