USUARIOS
 MENU
europa

Europa

La mujer y la gaviota - Xavier Mata - SVE en Croacia

Primero de todo, no soy asturiano, soy de Barcelona. Lo digo para que entendáis más el contexto en este corto relato. Supongo que por temas burocráticos terminé siendo enviado por la asociación de Asturias. Mi elección en este SVE fue bastante repentina; un viejo amigo, galego -que de hecho se queda a vivir aquí- me propuso ser su substituto en este pueblecillo urbano y costero que es Opatija.

 

Después de aceptar, todo fue en piloto automatico. "Hasta luego" a los mios, empaquetar la noche antes, coger un avión a Venecia, coger un tren a Trieste (y ser multado por el camino, por no decir atracado) y coger un bus a Rijeka donde me esperaban. Sin plantearme demasiado las cosas, Orange ya me había mandado un mensaje dándome la bienvenida al país -¡ya era oficial!- y estaba viviendo en un piso de una zona apartada, con dos desconocidas - una polaca y una letona. 

 

Por ahora no he notado un gran choque cultural, es como si estuviera en un pueblo de la Costa Brava pero sin gambas. El contraste entre una ciudad como Barcelona y la tranquilidad de Opatija tampoco me ha chocado; es tal y como esperaba y este aire puro no tiene precio. Cabe decir que la media de edad en Opatija es de 70 años, a no ser que los jovenes se escondan debajo las rocas -mi madre estará contenta, porque la fiesta se va a reducir considerablemente. Eso sí, tan solo al llegar pudimos disfrutar de los famosos carnavales de la zona, en Matiulji i Riejka.

 

En cuanto el trabajo con la ONG medioambiental Zmergo, creo que es la mejor oferta de trabajo que podria haber encontrado ahora mismo. Aunque se llame Voluntariado Europeo, me parece una experiencia no solo espiritual sino profesional. Mi función, a parte de ayudar a montar eventos, o tareas de oficina, es fundamentalmente idear y realizar videos para la ONG, con mucha libertad en cuanto a creatividad. ¿Olvidé mencionar que estoy graduado en Comunicación Audiovisual y que los rodajes en los que he trabajado lo que he cobrado han sido galletas saladas y sandwiches? 

De hecho también me tienen dibujando viñetas sobre temas medioambientales para publicar en las redes sociales. ¿Olvidé decir que también me dedico a dibujar storyboards? Sé que estas preguntas son irritantes, perdon. Os dejo una de las viñetas, que trata del debate croata sobre la perforación del mar Adriático en busca de petroleo, protagonizado por unas gaviotas muy majas. Hay la versión en inglés, croata e italiano. Es que aquí, en la región de Istria también hablan italiano, y lo transmiten con unas pizzas riquísimas. ¡Ciao!

 

 

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES