USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Un fin de semana en las montañas de Asturias - Matthew Duff - SVE en España

Visitar montañas cubiertas de nieve, Colinas de nieve, Colinas rocosas y onduladas, paisajes agrestes y fríos lagos a la vez que intentamos evitar la lluvia suena familiar a cualquier escoceses/ británico, pero esta fue mi primera experiencia en la zona rural Asturias ¡Y ha sido una Buena experiencia!

Diez de nosotros partimos el viernes, desde Gijón, Avilés, Oviedo, hacia las montañas. Gracias a la persistencia y al esfuerzo de Gabriel, todos nos terminamos quedando en una casa hermosa y típicamente asturiana. Tres plantas se concentraban entre una bonita estructura de madera y piedra. Una chimenea encendida nos recibió tras lluvia asturiana. La casa sólo mejoro aún más por las mañana, al salir el sol sobre las montañas.

  

Tuvimos suerte con el tiempo por la mañana. El sol brillaba y hacía calor cuando nos dirigimos a Covadonga. Había visto una imagen que Ana y João nos habían enviado de Covadonga y parecía increíble así que esto fue muy emocionante. Como lugar intentando describirlo. Una espectacular iglesia, la basílica de Santa María la Real de Covadonga, se alza majestuosa entre las montañas. Una estatua del rey de Asturias representa la primera victoria de los cristianos sobre los árabes y bereberes en la Península Ibérica.

La cuerva sagrada se encontraba un poco debajo de la basílica. Es el lugar de descanso de dos reyes asturianos, por lo que es un lugar sagrado. Una cueva conduce a una pequeña iglesia, una caída de agua fluye de manera espectacular hacia una especie de laguna justo abajo. Yo no había visto fotos de esto antes, así que fue una sorpresa increíble. El sol todavía brillaba, las montañas parecían espectaculares detrás de la basílica, con el agua cayendo en cascada por debajo de una iglesia construida dentro de una cueva. ¡Qué lugar!

  

La aventura no había terminado. Subimos más arriba en las montañas en busca de los Lagos de Covadonga. El autobús subió cada vez más alto y la vista se hizo cada vez más espectacular y dramática. Paredes de roca dura contrastaban con las colinas verdes y con las cumbres blancas de las montañas, más arriba. Finalmente llegamos a los lagos. Eran unas vistas familiares, similares a la de los lagos en las tierras altas de Escocias, que también se ubican entre grades montañas. Vale la pena el viaje. Hicimos frente al viento y al frio para disfrutar de las vistas.

  

Entonces nos dirigimos de nuevo a Cangas de Onis con la comida convirtiéndose rápidamente en prioridad. Allí disfrutamos un menú típicamente asturiano que consista en fabada y vino. La comida era muy buena y estoy disfrutando mucho de la actitud asturiana hacia la comida. Lo muy, muy tarde que son las comidas se equilibra con la cantidad. Tres platos y vino en un buen restaurante por menos de lo que serían £10 en un Sábado está muy bien, en comparación con Gran Bretaña.

Todavía tuvimos tiempo, a pesar de la lluvia, para visitar el puente más famoso de Asturias. Colgada del puente se reconoce la cruz asturiana de la victoria del siglo XIII. Subimos al puente disfrutando de las vistas hacia la montaña y la niebla húmeda, antes de regresar a nuestro hogar cálido y acogedor para juegos y más vino. Fue un fin de semana memorable con una mezcla grande y muy internacional de personas) diez personas de diferentes Países). Deberíamos hacerlo de nuevo en el verano cuando el tiempo esta, a lo mejor, más cálido para explorar las montañas y caminar.

   

Esta semana hice un paseo muy largo y agradable por la playa de Gijón, por encima de la cuidad, mirando hacia abajo cuando el sol empezaba a ponerse. La playa era preciosa y las montañas detrás emitían su sombra sobre la cuidad. ¡Es un paseo que voy a hacer una y otra vez a pasar de tomar casi tres horas ida y vuelta, incluyendo un montón de paradas para sentarse y disfrutar de las vistas!

Le clase de inglés de las semana pasada fue sobre nuestros lenguas maternas y me dio la oportunidad de hablar del inglés y de las lenguas en general. Fue muy divertido y tengo ganas de mucho más en los próximos nieve meses. Además de hablar sobre inglés y sobre acentos peculiares, ayudo a darme cuenta de que el inglés es también una lengua ilógica y exasperante para aprender y equilibro mi frustración con el español. La conjugación de los verbos y palabras masculinas y femeninas es un concepto nuevo y frustrante para alguien tan aislado de otros idiomas como muchos de nosotros en Gran Bretaña. 

  

<< volver

Te interesa

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

Pueblos marítimos - Cristian Mirto - Voluntariado en España

En este periodo, después de volver a Gijón desde el viaje a Barcelona, retomé mi rutina de vida. Los cursos de inglés y italiano siguen yendo como la seda. Además, en mi tiempo libre tuve la oportunidad de explorar los alrededores de Gijón y descubrir nuevos lugares en las cercanías.

Julian Gonzalez - Abril - Voluntariado en Austria

Este mes ha sido un mes de locos por Viena. El tiempo es prueba de ello, hace dos semanas iba a trabajar en manga corta temiendo quemarme al sol y estos últimos 3 días, no ha dejado de llover.
ENLACES