USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Seguimos sumando meses y esperamos que grados también - Laura Rodriguez - SVE en Lituania

¡Hola de nuevo!

Ya es casi verano en Lituania (5 grados) jaja aunque algo me dice que volverá a nevar y bajaran de nuevo bruscamente las temperaturas.

Este mes hemos tenido una mínima de -25 grados. Sí lo que oís. Un frío infernal, que te quedas congelado ya solo de imaginarlo. No es por exagerar pero para que os hagáis una idea te tenías que quitar el hielo de los ojos cuando llegabas a casa y las pestañas se te pegaban a la cara cuando pestañeabas momentáneamente.  

Por supuesto leggins debajo de los vaqueros, doscientos jerseys debajo del abrigo, bufanda, gorro, capucha y las manos enguantadas dentro de los bolsillos, porque a veces ni los guantes gordos  de lana son suficientes contra  el frio lituano.

¿Las ventajas del frio? Que cuando vas a hacer la compra puedes atajar caminando por el lago porque se congela y el paisaje es una completa pasada. 

 (Panevezys)

 

Este mes ha sido "relajado" a la hora de viajar. El frío no invita a moverte mucho precisamente. Así que repetimos destinos como Kaunas y Riga (una de las ciudades que me tiene enamorada) y visitamos a otros voluntarios que viven en una pequeña ciudad al noreste de Lituania,  Utena.

(Riga)

 

En cuanto al proyecto, ha sido un mes de muchos cambios, de empezar una nueva rutina aunque lo bueno que tiene el SVE es que siempre hay algo que te rompe los esquemas. Y eso, en este caso, siempre viene bien. Aunque a veces se te hagan los días un poco más duros por la morriña, o por ese frio que no invita a estar activo precisamente, o por las pocas horas de "sol", o por las múltiples ralladas mentales que puedas tener en la cabeza...

Siempre se saca algo positivo de todo eso... Y es que sin ninguna duda esta experiencia te vuelve más fuerte en todos los sentidos. No solo en las diferentes adversidades que se te puedan presentar en la vida cotidiana si no también en la vida laboral. En un campo de trabajo que no podías ni atisbar que se te podía dar hasta bien.  

Una de las cosas que he re-aprendido este mes es que siempre, absolutamente siempre (aunque las cosas estén muy feas) hay motivos por los que sonreír. Si no, preguntárselo a Gustas.

 

¡Hasta pronto!

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES