USUARIOS
 MENU

Preguntas frecuentes

¿Qué pasa si mezclo drogas con otro tipo de drogas como el alcohol?

ALCOHOL+ESTIMULANTES
ESTIMULANTES: aceleran las funciones del Sistema Nervioso Central, por lo que hacen que te sientas despierto/a y con sensación de mayor energía.

Alcohol+Speed: se anulan los efectos de ambas drogas, pudiendo desear consumir más. Tienes un mayor riesgo de deshidratación y de golpe de calor.

Alcohol+Éxtasis: tienes un mayor riesgo de sufrir deshidratación, golpe de calor, náuseas, y daños en el hígado. Como el éxtasis también es una droga alucinógena, puedes tener más riesgo de sufrir un mal viaje.

Alcohol+Cocaína: los efectos de ambas drogas se anulan, haciendo desear que consumas más para tener los efectos esperados. Al mezclar alcohol y cocaína se forma el cocaetileno (compuesto muy tóxico que puede dañarte el hígado y el corazón).

ALCOHOL+DEPRESORAS
DEPRESORAS: las funciones del Sistema Nervioso Central se realizan más lentas, por lo que hacen que te sientas dormido/a o apalancado/a.

Alcohol+otras drogas depresoras (heroína, GHB, alcohol): vas a estar muy sedado/a, con riesgo de quedarte inconsciente e incluso en coma.

Alcohol+Fármacos (los fármacos pueden ser drogas estimulantes o depresoras): se pueden anular o potenciar sus efectos, por lo que son mezclas muy peligrosas para tu organismo.


ALCOHOL+ALUCINÓGENAS
ALUCINÓGENAS: hacen que percibas objetos, formas, o sensaciones que no son reales.

Alcohol+LSD: tienes un mayor riesgo de ensombrecer y  perder el control de los viajes psicodélicos, mayor riesgo de mal viaje, y que los efectos te duren más tiempo.

Alcohol+Cánnabis: puedes tener un mayor riesgo de bajada de tensión (amarillo o blanco), náuseas, pérdida de fuerza y tener paranoias.

Alcohol+Ketamina: tienes un mayor riesgo de pérdida de conocimiento, fallos respiratorios, paro cardíaco y de estar inconsciente, además de ensombrecer el viaje psicodélico.


POR LO QUE TIENES QUE TENER CLARO QUE:

Mezclar alcohol con drogas alucinógenas produce efectos aún más perjudiciales que tomarlas por separado.

Mezclar alcohol con drogas estimulantes disminuye los efectos de ambas drogas, lo que puede llevar a un mayor deseo de consumirlas y, a su vez, a un mayor riesgo de sobredosis.

Mezclar alcohol con otras drogas depresoras puede dar lugar a una mayor sedación o adormecimiento, pudiendo hacer incluso que se detengan funciones de tu organismo.

Y QUE MEZCLAR DROGAS ES MÁS ARRIESGADO QUE TOMAR UNA

<< volver