USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Mi segundo mes en Polonia- Beatriz Fernandez- SVE en Polonia

Durante mi segundo mes en este país me he dedicado a profundizar sobre los bares y restaurantes del lugar, digamos que mis raíces gastronómicas no las olvido y tengo la necesidad de saciar mi curiosidad en este ámbito en cada sitio al que voy, además así es como descubro mis lugares favoritos y empiezo a sentir Cracovia como algo propio.

 

Puedo añadir que no hay mejor cosa que pasear sola por aquí, pues es la forma en que veo esta ciudad como una auténtica obra de arte en sí misma, y mientras no apriete el frío será lo que haga porque el poder empaparme de toda su arquitectura, su cultura, su gente... hará que en un futuro, como dijo Marco Valerio Marcial (poeta latino) pueda disfrutar de los recuerdos de la vida como si viviese dos veces.

 

Además, vivo con una chica turca, una eslovaca y una austriaca además de relacionarme con bastante más personas con nacionalidades distintas a la mía, por lo que  tengo la oportunidad en mi mano de desarrollar mi conciencia cultural cada día, pues las diferencias culturales traen consigo un sinfín de aprendizajes que no puedes dejar escapar y eso me encanta.

También este mes he tenido mi arrival training en Varsovia, si te estás preguntando ¿Que es eso del arrival? pues bien, he de decirte que es una reunión en la que se desarrollan actividades de todos tipo, dinámicas de grupo, posibles actividades e ideas para tu trabajo en el día a día, resolución de conflictos, juegos etc. Además te da la oportunidad de conocer a otros voluntarios que están en Polonia, conocer un poquito la ciudad y sin duda relacionarte aún más con otros compañeros  del mismo proyecto. En estas reuniones la gente aprovecha para hacer contactos y luego viajar algo que siempre viene bien.

 

Por otro lado, en la guardería en la que estoy desarrollando mi proyecto he ido cambiando de grupo y ahora mismo estoy trabajando con los más pequeños (entre dos y tres años) y no puedo decir nada mas que la palabra ENCANTADA para definir como siento cada día al entrar allí. Si a esto le sumo que los niños están aprendiendo algunas expresiones en español, sin olvidar que como en todos los ámbitos el lenguaje corporal es importante, cobra especial protagonismo con ellos, puedo decir que, me siento casi como en casa. 

Hablando de comunicación, empecé mis clases de polaco, he decir que este idioma para nosotros siendo hispanohablantes resultan complicadas cosas como los casos gramaticales, pues aprender a declinar para determinar el significado de la oración se nos hace cuesta arriba, pero si de lados positivos va la cosa, he decirte que este idioma tiene siete, el húngaro tiene 28!!!!!! y si has estudiado latín seguro que te ayuda. Además, tiene tres géneros, masculino, femenino y neutro. Si esto lo sumas (declinaciones más género) pues se pone interesante la cosa, pero no imposible para algunos, paciencia!!!! en realidad el mayor miedo reside en ver bastantes consonantes juntas e intentar pronunciarlo pero resulta como mínimo divertido :) 

 

Por último hace poco me preguntaron sobre mi organización de envío y ya que si estás leyendo mis entradas es porque seguramente te interesa que CMX se encargue sobre tu posible futuro proyecto de voluntariado,por eso, he de recalcar que además de su amplia experiencia en este ámbito, el personal con el que allí te podrás encontrar es casi como una familia, algo que se agradece enormemente, y más cuando son los primeros en ponerse en contacto contigo el día de tu llegada, como me pasó a mí :) Además, aquí con STRIM cuento con una asistenta que continuamente se preocupa por mi, algo de especial ayuda, pues aunque siempre hay que quedarse con lo bueno, cuando te ves lejos de los tuyos es de vital importancia sentirte arropado :) pues yo ya he pasado por toda clase de estados emocionales con esto del choque cultural, pero tranquilo/a!!! nada que no puedas superar!!!!! forma parte de tu proceso de adaptación y simplemente hay que tomarlo como tal :)

 

Do widzenia!!! 

<< volver

Te interesa

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

Pueblos marítimos - Cristian Mirto - Voluntariado en España

En este periodo, después de volver a Gijón desde el viaje a Barcelona, retomé mi rutina de vida. Los cursos de inglés y italiano siguen yendo como la seda. Además, en mi tiempo libre tuve la oportunidad de explorar los alrededores de Gijón y descubrir nuevos lugares en las cercanías.

Julian Gonzalez - Abril - Voluntariado en Austria

Este mes ha sido un mes de locos por Viena. El tiempo es prueba de ello, hace dos semanas iba a trabajar en manga corta temiendo quemarme al sol y estos últimos 3 días, no ha dejado de llover.
ENLACES