USUARIOS
 MENU
europa

Europa

10 días, 6 ciudades - Ana Miruna - SVE en España

Hoy voy a empezar a hablar de mi maravilloso viaje por el sur de España. :) Planeé cada segundo de mi viaje, así que si algo iba mal (perder el autobús, el blablacar fuera cancelado etc.), habría sido un desastre. En cada ciudad tuvimos entre uno y dos días para quedarnos. Yo sé que no es mucho, pero sólo fue para tener una idea de la atmósfera, la arquitectura y visitar las cosas más importantes. Ahora, después de verlo a todo, sé dónde me gustaría volver si tuviera la oportunidad. De todos modos, no soy realmente una persona a quién le gusten los museos, como a João. Pero aun así, ¡Dios!, ¡visitar los lugares es tan caro! Tienes que pagar básicamente por todo: desde museos, catedrales, edificios, torres, parques e incluso ascensores. Si realmente eres un apasionado de visitar con detalle, necesitas un mínimo de 100-150 euros por cada ciudad y al final vas a gastar una fortuna.

  

 

Ahora entiendo por qué la mayoría de los visitantes son de Alemania, Inglaterra, EE.UU. o Australia; ya que pueden pagar fácilmente todos los precios ridículos. Incluso leí algunos comentarios online diciendo que una entrada de 10 euros para la catedral de Sevilla fue un módico precio. ¿De verdad? En Rumania por 10 euros puedes comer durante una semana entera. No hay nada modesto en pagar 10 euros por cada entrada. En realidad, desde que llegué a España he dejado de convertir el dinero que gasto en Lei (la moneda de Rumanía), porque iba a terminar sin gastar nada. Piensa que gasté en 10 días de viaje el doble de lo que mi abuela gana en un mes...

    

De todos modos, además de estar sorprendida por los precios, también estaba sorprendida por el número de turistas. ¡Jesús!, hay muchos, incluso en noviembre que en realidad no es el mes más turístico del año. No me refiero sólo a Barcelona, ​​donde no tienes espacio ni para moverte, sino también a las otras ciudades donde cualquier lugar hacia donde mires, cualquier lugar a donde vayas o lo que sea que estés haciendo, allí están ellos: los turistas. Por cierto, sin embargo, la mayoría tenía más de 30 años y en muchas situaciones me di cuenta de que yo era, de lejos, el visitante más joven; y teniendo en cuenta que los albergues no eran tan caros, puedo crear el perfil del turista típico en esta época del año.

  

Ah, otra cosa: teniendo en cuenta que casi todos mis viajes se realizaron en el autobús de Alsa tengo que hablar un poco sobre eso también. Bueno, además de mencionar algo que todo el mundo sabe (que viajar con Alsa no es el medio de transporte más cómodo), también hubo algunas inconvenientes de más. Como por ejemplo, el hecho de que a partir en los 3 viajes de más de 10 horas que hice, ninguno de ellos tenía internet o tele, uno ni siquiera radio. Que inocente fui pensando que si pagas por algo, debes obtenerlo. Bien, obviamente, no en el caso de Alsa. ¡Pero adivina qué! Tuvimos Wifi y tele en los viajes de menos de 2 y 4 horas. ¿Tiene sentido todo esto? Para mí no. jajajaja

   

Una cosa buena acerca de viajar de noche es que primero ahorras el alojamiento de esa noche y, segundo, llegas a la ciudad muy temprano, así que si tienes dónde dejar tu equipaje puedes disfrutar más de la ciudad sin gente, sin turistas, sin agitación o ruido.

De todos modos, vamos a empezar a introducir cada ciudad. :)

    

  Nuestra primera parada fue en Sevilla, donde nos quedamos un día y medio. No sé por qué, pero de todas las ciudades, Sevilla es mi favorita: tal vez debido a la influencia musulmana y a la hermosa arquitectura, tal vez a causa del Real Alcázar y del jardín que realmente me sorprendieron o tal vez debido al encantador y único centro antiguo, o tal vez debido a la atmósfera local en un sábado por la noche o, quizás, debido a la combinación de todo esto. Ya ves. Hay algo pegadizo e impresionante sobre esta combinación perfecta entre la tradición española y musulmana y la arquitectura que le da un ambiente bohemio y romántico y te da ganas de quedarte. Desde que estoy aquí he construido una lista de las ciudades donde me gustaría volver e incluso quedar y ahora Sevilla está en la lista.

   

Nuestra siguiente parada fue en Cádiz. Bueno, ya sabes cómo Cádiz es una ciudad donde hace calor, tiene buen tiempo, etc. Bueno, tuve la suerte de visitar exactamente en el único día de lluvia del año. Y no fue simplemente lluvia, no, no, no: había una tormenta real: parecía que los dioses estaban peleando en el cielo y el viento me hizo sentir como si estuviera en el Mago de Oz jajaja.

 

 

Pero a pesar de las pocas cosas que vi mientras estaba luchando contra la lluvia y teniendo en cuenta el poco tiempo que tenía para visitar la ciudad, en realidad me gustó. La ciudad es pequeña, histórica y encantadora. En el centro antiguo de la ciudad las calles son muy estrechas y parece que todas tienen el mismo aspecto. Por lo menos es pequeño, así que gastar algún tiempo para resolver el laberinto no estaría mal. En resumen, hay algo emocionante en vivir en una península (casi una isla) y sobre todo tan pequeña; te sientes como en tu propio mundo, independiente y diferente del resto. Fue la primera vez para mí, así que me gustó mucho :)

  

Suficiente por hoy, escribiré sobre el resto de las ciudades la próxima semana.

<< volver

Te interesa

El agradecimiento - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Finalmente fui con Cristian a nuestra evaluación intermedia, que tuvo lugar en un pueblo llamado Mollina cerca de Málaga. Teníamos suerte, porque nuestro vuelo despegaba a las 13.00 y no era necesario levantarnos muy temprano. Nada especial pasó durante el viaje, pero todavía me gusta mucho el sentimiento en general cuando viajo.

Hacía un nuevo mes - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Empecé mi semana con la mente abierta y relajada, porque el día anterior había regresado de mi viaje a Barcelona. No hubo nada especial planeado durante la semana, tenía que planear el curso de tejer que hacemos y decidir el tema de grupo de inglés con Cristian.

Excursiones - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Desde el punto de vista de las actividades del voluntariado, han sido semanas corrientes y molientes. La cosa más interesante, por mi parte, fue el grupo de italiano alrededor del día del padre (19 marzo).
ENLACES