USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Dos meses de SVE - Mario Francos - SVE en Polonia

Ya han pasado dos meses desde que aterricé en Cracovia y parece que fue la semana pasada. El tiempo aquí pasa a la velocidad del rayo, puesto que siempre hay eventos, viajes y muchos planes para hacer. Yo intento aprovechar lo máximo posible mi día a día ya que considero que lo más importante es disfrutar cada momento y no dejar de hacer nada que pueda ser interesante. Hasta ahora puedo decir que todas las experiencias que estoy viviendo aquí me están sirviendo para aprender tanto a nivel personal como profesional.

Además, considero que mi período de adaptación ya ha terminado y me muevo por este país como pez en el agua.

 

Todos los voluntarios europeos que estamos en Polonia pasamos una semana en Varsovia realizando el on-arrival training (entrenamiento a la llegada).

Es una semana muy intensa en la que lo que se espera de nosotros es que podamos aprender lo básico en cuanto a cultura, costumbres, desarrollo personal y programa EVS para poder vivir aquí. A mi personalmente me ha servido mucho para aprender sobre la historia polaca y cómo ésta ha podido influir en sus relaciones sociales.

Varsovia me ha parecido una ciudad preciosa aunque no tiene comparación con nuestra Cracovia. Existe una fuerte rivalidad histórica entre las dos ciudades, ya que la gente de Cracovia todavía tiene muy presente que hace cinco siglos ésta era la capital del reino y, por su parte, en Varsovia existe un gran recelo a Cracovia porque la primera se destruyó en un 99% durante la II guerra mundial y la segunda quedó prácticamente intacta conservando uno de los mayores conjuntos arquitectónicos medievales que hay en Europa.

 

En esta foto aparecen todas las personas que forman parte de IB Polska, mi organización coordinadora. En la foto estamos los voluntarios europeos, nuestros mentores y los coordinadores que hacen esto posible. En lo que a mí respecta, muchas de estas personas son lo más parecido a una familia que tengo en Cracovia.

 

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES