USUARIOS
 MENU
europa

Europa

El edificio más grande de España (y otro más pequeño) - João Fernandes - SVE en España

Vengo a hablaros hoy de dos edificios cuya visita debería ser obligatoria a quienes visitan la zona astur-leonesa pero que, lo que no deja de ser muy curioso, no aparecen en las principales guías turísticas.

El primero de estos edificios se ubica aquí, en Gijón, y es simplemente el edificio más grande de España. Me refiero a la Universidad Laboral de Gijón. Se trata de un edificio tan grande y en el que tantos servicios funcionan que su objetivo era el de ser visto como una verdadera ciudad. La gente que debería haber vivido aquí debería encontrar todo lo necesario para su vida cotidiana. Y puede decirse que hay espacio suficiente para que eso ocurriera.

 

No quiero ser pesado hablando de historia, por lo que ni siquiera voy a buscar más información de la que tengo grabada en mi memoria tras la visita general, con guía en español, que hice con mis padres en el pasado mes de julio. La Universidad Laboral de Gijón se construyó durante el régimen de Franco, cuando la actividad minera era aún más prioritaria para la economía asturiana de lo que es hoy en día. La seguridad laboral de los mineros era pésima y era común que el sueldo del minero fuera el único sustento de la familia, así que cuando un minero moría durante el trabajo y dejaba hijos, el futuro y la vida de estos, en general, estaban en riesgo. Había el riesgo, por encima de todo, de que los hijos de estos hombres no tuviesen otra oportunidad de trabajo que no fuera la de ser minero tal y como sus padres.

 

El proyecto de construir una "Universidad Laboral" en Gijón tenía como objetivo de garantizar mejores oportunidades para estos niños. Aquí, podrían aprender otra profesión y prepararse para la vida adulta en un entorno completamente masculino. Los chicos entraban en la universidad laboral cuando empezaban a ser adolescentes y salían algunos años después, ya adultos y listos para que fueran el jefe de su nueva familia, ¡como Dios manda...!

Con la democratización de España y la consecuente democratización de la enseñanza en todos sus niveles, y con menos desigualdad de oportunidades entre clases, el concepto de Universidad Laboral dejó de tener mucho sentido y acabó por ser desactivada. El futuro del edificio llegó a ser incierto; hubo la posibilidad de destruirlo para que chalets fueran construidos en su lugar. Afortunadamente eso no pasó y hoy podemos visitarlo.

 

El edificio es, de verdad, increíblemente majestuoso. La entrada se hace bajo un enorme soportal con columnas corintias. La plaza central, con la iglesia al fondo, tiene las mismas dimensiones de la Plaza de San Marcos, en Venecia, y a su alrededor hay soportales con arcos romanos. Hoy en día, en este edificio, funcionan servicios tan diversos como la sede de radiotelevisión del Principado de Asturias, un museo de arte contemporáneo, la Escuela Superior de Arte Dramático, el Conservatorio Profesional de Música y Danza, la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales "Jovellanos" y un gran teatro. Cerca de 80% del edificio tiene algún uso hoy en día.

 

La subida al mirador de la torre es una experiencia que cualquier visitante de Gijón debe aprovechar. El arquitecto se inspiró en tres edificios para diseñar esta torre: el antiguo Faro de Alexandria, la Giralda de Sevilla y la Torre de Hércules (en La Coruña). Las vistas desde arriba son maravillosas, especialmente si hace sol, y el precio es asequible para todos.

 

El segundo edificio del que voy a hablaros, aunque no es tan formidable como el primero, se encuentra en León y, claro, tampoco es tan imponente como la Catedral de la ciudad (que puede que sea la mejor de España). El edificio es el MUSAC, el más importante edificio moderno de la ciudad y que alberga el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León. En su fachada exterior, los colores vivos llaman la atención, pero pienso que el edificio es más interesante en su interior, no sólo porque las exposiciones tienen mucho interés, sino porque todas las salas se conectan de un modo muy práctico: viajamos entre salas y exposiciones sin darnos cuenta, permitiendo un mayor enfoque de las obras de arte. Sentí en este museo lo que me gusta sentir en un museo de arte contemporáneo: girando cada esquina, algo me sorprendía. Para quien le gusta el arte contemporáneo pero también para quien le quiere dar una nueva oportunidad, este museo merece una visita: no hace falta gastar mucho más de media hora y vale la pena.

De vuestro amigo,

João

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES