USUARIOS
 MENU
europa

Europa

2.092 Km... - Mario Francos- SVE en Polonia

Bienvenidos y bienvenidas familiares, amigos, amigas, compañeros y compañeras de trabajo y todas las personas interesadas en conocer más a cerca de mi Servicio de Voluntariado Europeo, a partir de ahora SVE. Si habéis hojeado el resto de entradas comprobareis que las personas voluntarias hacemos uso de este blog sin un tema predeterminado y sintiéndonos libres de actualizarlo con el propósito comun de dar a conocer nuestra historia personal en el SVE.

Un buen comienzo pasa por explicar cuál ha sido la motivación para emprender esta aventura.

Para los que no me conocéis soy graduado en química y rencientemente he acabado mi segundo postgrado. Una vez acabada mi etapa universitaria, con mis 25 años, me encontraba con dos trabajos, uno se asemejaba al futuro profesional que cualquiera desearía y el otro, como se dice comunmente, " me daba de comer". Una vez llegado a este punto me di cuenta que mi mente, que siempre ha sido muy curiosa e inquieta, se estaba acomodando al entorno familiar que me ofrecía Asturias por lo que me puse a buscar proyectos personales que me sacaran de mi zona de comfort y me ayudaran a conocer que se esconde detras de los límites de nuestra comunidad. A esta motivación debo añadir las ganas de practicar inglés y porqué no aprender otra cultura e idioma, lo que suma puntos a la hora de buscar trabajo en empesas españolas que se están internacionalizando y subiéndose a la ola de la globalización.

Existen muchas opciones que son factibles para mudarse al extranjero una temporada: practicas profesionales, SVE, voluntariado en otros programas, bolsas de trabajo, etc. Por suerte en Oviedo pude contar con el asesoramiento en la asociación Youropía, donde pude tener una entrevista personal con una experta en movilidad internacional. De esta reunión salí convencido de que la opción mas económica, segura y divertida sería el SVE.

En este punto tocaba decidir cuál sería el destino, mis filtros para buscarlo se centraban en un proyecto de medio ambiente que pudiera ser bueno para mi CV, un país que no supusiera un desembolso económico muy grande y una ciudad que fuera mediana o grande. Pronto me di cuenta que los proyectos de medio ambiente se suelen desarrollar en entornos rurales por lo que busqué proyectos sociales que se asemejaran al voluntariado que realizaba en Oviedo con niños, niñas y jóvenes. Cracovia es una ciudad que me ofrecía todo lo que buscaba por lo que me esforcé aplicando para las asociaciones que ofertaban plazas. 

Para todas las personas que estais intentando hacer un SVE no os desaniméis, lo normal es que pocas organizaciones os respondan pero al final siempre hay alguna en la que encajas.

Finalmente, en abril se interesaron por mi en IB Polska para desarrollar un proyecto como asistente en un centro de personas con autismo en Cracovia, poco me lo tuve que pensar, era lo que estaba buscando.

 

Seis meses de espera, con muchas despedidas y muchos preparativos que culminaron con mi vuelo a Polonia junto con mi compañera alicantina de aventuras Nieves. En el propio aeropuerto nos estaba esperando nuestra coordinadora polaca, la cual nos llevó a nuestros respectivos apartamentos y nos dió las indicaciones básicas para sobrevivir durante los primeros días.

A partir de aquí la acogida no pudo haber ido mejor, los compañeros de piso fueron muy hospitalarios y desde la coordinación del proyecto nos acompañaron a todos los lugares necesarios para vivir aquí, para sacar la tarjeta de transporte, comprar una tarjeta de número polaco, abrir una cuenta corriente en un banco polaco...

 

Despues de unas semanas viviendo aqui puedo decir que el comienzo no fue tan facil como me había imaginado, una vez empecé a hacer cosas por mi cuenta me empece a encontrar con las barreras lingüísticas y culturales que me separan de este país. Cualquier acción que en España sería cotidiana aquí se convierte al doble de dificultad. El mejor consejo es mantener una actitud muy positiva y tratar de adaptarte a las costumbres que mantienen aquí con una mente abierta y mucha paciencia.

 

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Por lo que intentaré  que mis post no sean demasiado largos y entretener con los diferentes aspectos de mi vida aquí.

<< volver

Te interesa

Vaya, fiebre... - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Por una razón desconocida esta semana me desperté el lunes y tenía 39 grados de fiebre. Os juro, no me había sentido tan malo desde hace mucho tiempo, tampoco durante los primeros meses en España cuando estuve enfermo (o al menos así me sentía).

Santiago de Compostela - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Durante ese periodo lo que ha sido más fuera de lo ordinario fue mi viaje a Santiago de Compostela durante el fin de semana. 

Primavera checa - Laura Casaiz - Voluntariado en Republica Checa

Después del duro invierno que hemos pasado aquí a -15º grados, ahora toca la primavera (POR FIN) Ahora que ya puedo salir a la calle sin 15 capas de abrigos y bufandas, se está bien y se puede empezar a viajar otra vez. Estos meses he estado muy ocupada entre viaje y viaje, por lo que no he parado.    

ENLACES