USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Estoy enamorada. No de una persona, pero de un lugar -  Ana Miruna - SVE en España

Después de estar enferma durante más de una semana por Dios sabe qué razón, después de visitar 2 médicos, el hospital, la farmacia, haciendo múltiples análisis y sólo viendo la pared de mí habitación durante 9 días, tenía que escapar. Aun sin estar completamente recuperada tenía que hacer algo e ir a algún lugar y tomé la mejor decisión. No sé si mi enfermedad llegó a mi cerebro y tuve alucinaciones o algo, pero me enamoré. Me enamoré de un lugar.Y ese lugar se llama San Sebastián / Donostia. No sé si es la vista, la luz, el ambiente, la gente, o los detalles que te hacen que te preguntes ¿cómo, cómo es posible que este lugar sea tan maravilloso? y ¿por qué todos los demás lugares que has visitado parecen tan feos ahora? O tal vez fue sólo mi impresión.

 

San Sebastián es el tipo de lugar que te hace querer viajar, visitar tantas cosas como sea posible, ver el mundo y disfrutar cada pequeño momento, lugares y detalles. Es el tipo de ciudad que te da ganas de probar cosas nuevas, como la clase de baile que has estado pensando en hacer hace tantos años, pero ahora, bruscamente, te sientes motivado para hacerlo; ese clase de idioma que has estado posponiendo durante meses. Bueno, ahora sólo puedes pensar qué tonto eres de no haberlo hecho hasta ahora. Esta ciudad te hace sentir maravilloso, vivo, parte de algo más grande que no puedes explicar. Es una ciudad que nunca olvidarás y a donde definitivamente vas a querer volver. ¿Por un día, una semana, un mes o un año? No importa, lo importante es volver; verlo y sentirlo de nuevo.

       

Básicamente tiene todo: el mar, las montañas, las playas, la arquitectura, el puerto y  la isla. Donde quiera que mires hay algo que ver y algo nuevo que descubrir. Yo tuve la suerte de quedarme 2 días completos en San Sebastián y tuve la oportunidad de verlo en cualquier momento del día: a partir de las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche y, tengo que decir que nunca deja de sorprendernos. Simplemente no importa cuándo o cómo lo visitas, siempre será increíble. Cada hora del día tiene su encanto, sus colores, su atmósfera y su belleza.

Yo estaba un poco asustada antes de ir porque, tengo que admitir vergonzosamente, supe sobre el Festival Internacional de Cine sólamente después de haber reservado todo. El Festival es el más grande de España, es el evento más importante en San Sebastián y atrae a muchos, muchos turistas. Por supuesto, la ciudad tiene, en general, una gran cantidad de turistas, sobre todo en verano y en septiembre, pero en este período hay incluso más, pero, sorprendentemente, no me molesté. No sé si era porque estaban esparcidos por todo el lugar o simplemente porque yo estaba tan fascinada por las vistas que no me importaba nada de lo que estaba a mi alrededor. Para decepción de mi colega, João, no conocí a Nicole Kidman o a cualquier otro actor o actriz famosa, no fui a la alfombra roja y ni siquiera vi una película. Con una ciudad tan hermosa como San Sebastián, y con sólo 2 días para visitar, ¿para qué ver una película sobre la vida de otras personas, cuando la tuya es tan increíble?

   

Probé una nueva manera de viajar para ahorrar tiempo y dinero y puedo decir que no es tan malo. Somos jóvenes, si no sufrimos ahora, ¿cuándo? Básicamente, cogimos el autobús de ALSA por la noche, desde las 00:20 a 06:30 y al revés, el viernes y el lunes, así que de esta manera  no perdimos días viajando y no tuvimos que pagar por una noche más de alojamiento. No está mal si quieres viajar barato, si no eres la persona más limpia en la tierra y si la visita es más importante para ti que la comodidad. Si yo no tuviera que tener en cuenta que tenía que ir a trabajar a las 9 de la mañana, sólo 2 horas después de llegar en Gijón, hubiera sido realmente perfecto. Pero estoy sobreviviendo, realmente muy bien y yo no siento mi cabeza caer sobre la mesa a pesar de que mi colega, João, no puede esperar a que esto suceda para tomarme el pelo. Lo siento, João, quizás la próxima vez.

   

 

Todavía hay muchas cosas de las que me gustaría hablar: la comida, los lugares, el idioma, las actividades, pero voy a dejarlos para el próximo post.  Y también tengo muchas fotos que no iban a caber en un solo artículo. Una cosa es segura, voy a necesitar tiempo para recuperarme después de esta visita. Fue como un amor de verano. Lo ves, te sientes locamente enamorado de el, sabes que va a terminar pronto, así que intentas disfrutar cada minuto, cada recuerdo, cada detalle y una vez que se acabó te sentirás triste, desesperado y necesitas mucho tiempo para recuperarte. Siempre lo recordarás, siempre lo buscarás, tratarás de revivir esos momentos y siempre preguntarás: ¿qué pasaría si? ¿Cómo habría tu vida cambiado si no hubiera sido sólo una aventura de verano? Gracias por los momentos, San Sebastián, voy a echarte de menos y espero verte de nuevo. 

¡Hasta el viernes, con más información sobre este maravilloso lugar!

  

<< volver

Te interesa

Pamplona - Cristian Mirto - Voluntariado en España

En esta entrada de mi blog os quiero hablar sobre mi viaje a Pamplona que decidí visitar durante las célebres fiestas de San Fermín. Esto es uno de los eventos de lo más conocidos a nivel mundial que se tiene en España. De hecho, por la fiesta de San Fermín son muchos los extranjeros, incluso procedentes de fuera de Europa, que viajan a Pamplona para disfrutar de la atmósfera de fiesta y diversión que se vive en la capital de Navarra. 

Próxima parada: Universidad - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Este lunes no trabajé porque el día anterior (domingo) fui con la gente del conseyu a recoger vidrio a la playa durante de la fiesta de San Juan. Realmente dormí muy poco y primero fui al trabajo (pero llegue tarde...) y me costó mantenerme con los ojos abiertos por el cansancio.

Baila como nadie te vea - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Estamos casi en el fin de junio, y esta semana por fin se celebró el festival de baile el domingo día de San Juan. Estuve muy cansado durante toda la semana, porque pasé mucho tiempo en la escuela preparándome para el domingo.
ENLACES