USUARIOS
 MENU
europa

Europa

¡Hasta luego, verano, encantado de conocerte! - João Fernandes - SVE en España

Asturias está convirtiéndose en un lugar donde estoy probando experiencias en las que no había pensado antes: ¿cómo podría imaginar, antes de venir aquí, que, en un solo fin de semana, yo llegaría a casa lleno de colores en la cara y en las ropas y que, al día siguiente, tendría un alcoholímetro en mis manos en las calles de Gijón, descubriendo los niveles de alcoholemia de los asturianos mientras bebían su famosa sidra?

 

Eso pasó. Algunos amigos y yo habíamos comprado entradas para la Holy Party que tuvo lugar en Avilés el pasado sábado. Se trató de una fiesta con mucha gente, música, al aire libre, pero con la diferencia importante de que se vendían bolsas de polvos coloridos que pudimos echar y llenar de colores a los demás. La sugerencia de la organización de la fiesta era que lleváramos ropa blanca o muy clara, y no es difícil entender el porqué. No sorprende, por supuesto, que, cuando llegamos a la estación de autobuses de Gijón para coger un autobús hacia Avilés, hubiera una increíble cola de mucha gente joven vestida de blanco.

 

La fiesta fue en el Centro Niemeyer de Avilés: una estupenda infraestructura cultural, moderna y con un entorno formidable ya que se encuentra junto a la ría de Avilés. Además de ser un buen espacio para albergar eventos de todo tipo, el Centro Niemeyer era perfecto para este evento: todo el edificio es de color blanco, el mismo color que toda la gente vestía. Al pasar el tiempo, la gente dejó de estar así de blancas pero el Centro seguía blanco bajo la luz de una luna casi llena. La verdad es que la música no estaba muy bien pero la compañía era maravillosa y esa noche será difícil de olvidar: especialmente porque todavía no he conseguido restablecer el color blanco de mis ropas.

 

Al día siguiente participé en una intervención del Grupo de Salud del Conseyu de Mocedá de Xixón. Fue mi primera intervención de muchas que todavía tendré en los meses que vienen. La intervención tuvo lugar durante la Fiesta de la Sidra Natural de Gijón: mientras toda la población de la ciudad bebía sidra, nuestro rol fue el de informar sobre los riesgos de consumir alcohol de una manera irresponsable, y a la vez dimos preservativos gratuitos, informamos sobre la ley del tabaco, sobre comportamientos de riesgo con relación a la transmisión del sida, y otras cosas.

 

En la Fiesta de la Sidra Natural, las personas podían comprar un vaso por tres euros y, con él, podían beber todo lo que querían, probando la sidra de diferentes productores. Al final se dio un premio del público a la mejor sidra natural. Esta es la única ocasión del año en la que se puede beber alcohol en las calles de Gijón. Con otros compañeros del grupo, hicimos testes de alcoholemia a quien quisiera. Es muy interesante lo que se puede aprender sobre los comportamientos sociales de las personas con el sencillo gesto de ofrecer testes de alcoholemia gratuitos: algunas personas se enteraban dee que ya habían bebido más de lo que pensaban y tomaban conciencia de que era necesario parar, pero otras personas traían amigos para enseñarles que ya habían bebido mucho, que aguantaban mucho alcohol y que seguirían bebiendo, preguntándonos si su nivel de alcoholemia era nuestro record del día. Estoy seguro, sin embargo, que nuestra intervención fue útil para mucha gente que, durante una fiesta donde sólo se bebe alcohol, pensaron y aprendieron más sobre salud y sobre cuáles son los comportamientos diarios que podemos cambiar o adaptar para que vivamos todos mejor.

  

Esta ha sido también la primera semana de septiembre y este mes ha traído las nubes, la lluvia y también un poco de frío. Ahora, la chaqueta y el paraguas están casi siempre conmigo y dejé de vestir pantalones cortos. Esta es solamente una señal de que muchas cosas están en vía de cambiarse ya que el otoño se acerca: las tardes libres y con sol, muchas de ellas pasadas en la playa, están llegando a su fin. El tiempo gris está volviendo de sus vacaciones y también nuestro trabajo aquí en el Conseyu va a ser más intenso y, creo yo, más interesante. Las clases de conversación de portugués empezarán, tendremos más tiempo para preparar las de inglés y más proyectos aparecerán. No pasa nada, si queremos ser voluntarios es porque queremos ser útiles.

La semana que viene os hablaré de mi viaje al País Vasco, que empieza mañana por la mañana.

De vuestro amigo,

João

<< volver

Te interesa

El agradecimiento - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Finalmente fui con Cristian a nuestra evaluación intermedia, que tuvo lugar en un pueblo llamado Mollina cerca de Málaga. Teníamos suerte, porque nuestro vuelo despegaba a las 13.00 y no era necesario levantarnos muy temprano. Nada especial pasó durante el viaje, pero todavía me gusta mucho el sentimiento en general cuando viajo.

Hacía un nuevo mes - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Empecé mi semana con la mente abierta y relajada, porque el día anterior había regresado de mi viaje a Barcelona. No hubo nada especial planeado durante la semana, tenía que planear el curso de tejer que hacemos y decidir el tema de grupo de inglés con Cristian.

Excursiones - Cristian Mirto - Voluntariado en España

Desde el punto de vista de las actividades del voluntariado, han sido semanas corrientes y molientes. La cosa más interesante, por mi parte, fue el grupo de italiano alrededor del día del padre (19 marzo).
ENLACES