USUARIOS
 MENU
europa

Europa

De vuelta a Gijón - João Fernandes - SVE en España

Hace pocos días que os escribí y, por esta razón, no tengo hoy mucho que contaros. Esta semana fue sobre todo una secuencia de días en los que he intentado descansar y ponerme al día con el sueño acumulado de la última semana. Eso, en realidad, no es una tarea sencilla, ya que aquí los días me parecen demasiado cortos para todo lo que planifico hacer en ellos. Hace falta que los días tengan al menos treinta horas para que haya tiempo para todo.

Eso explica que me haya sentido muy cansado estos últimos días y a veces también el ánimo y el humor se cambian para peor. Aun así, yo creo que no estoy listo para tener menos planes o menos expectativas diarias, ya que entiendo que hay que aprovechar lo más posible de un verano que ha sido tan bueno: más caliente y más soleado de lo que suelen ser los veranos en esta ciudad del norte de España.

 

Además, he descubierto que el ejercicio físico es la mejor herramienta que tenemos para luchar contra la sensación de cansancio. Aunque pase toda la mañana muy cansado y con ganas de quedarme dormido otra vez, voy habitualmente al gimnasio a las dos de la tarde y, de alguna manera, encuentro fuerzas para todos mis quehaceres de la tarde y casi nunca siento la necesidad de tomar una siesta.

El miércoles algo semejante pasó: en lugar de ir al gimnasio caminé hasta el Parque de la Providencia, muy cerca de Gijón. Antes de empezar el paseo, yo quería descansar y no tenía ganas de salir de casa. Sin embargo, a lo largo del paseo sentí que mi cabeza se liberaba de ese cansancio contra el que es tan difícil luchar. Mientras tanto, yo empezaba a sentirme cada vez más feliz con el paisaje del mar, de los acantilados y de las pequeñas playas. Esa fue una tarde estupenda, con sol y en buena compañía.

 

También como un intento de aprovechar mejor lo que queda del verano, he planificado un fin de semana distinto: voy a estar dos días en Galicia. El plan inicial era el de coger el lunes de vacaciones y hacer un viaje de tres días para visitar Lugo, Santiago de Compostela y La Coruña. Sin embargo, terminé encontrando alojamiento en La Coruña pero demasiado caro, ya que es verano y que lo busqué con muy poca antelación. Así que cambié mis planes y me voy a conocer sólo Santiago y Lugo. El autobús sale mañana sobre las siete (¡tan temprano!).

Sobre eso, y algunas cosas más, os hablaré el próximo viernes.

De vuestro amigo,

João

<< volver

Te interesa

Soy demasiado finés - Kimi Karkulahti - Voluntariado en España

Como ya dije en el blog anterior, el fin de semana fuimos a la playa y volví un dolor de espalda muy ‘'agradable''... Así que me levanté y casi no podía vestirme. De todas formas fui al trabajo, pero mi coordinadora me dijo que podía irme a casa. En realidad era lo mejor, porque en este momento era bastante difícil sentarme y estar en diferentes posiciones.

Ya cinco meses - Andrea Friera - Voluntariado en República Checa

Mi voluntariado empezó hace cinco meses en Zlin, una pequeña ciudad de la República Checa. Al principio cuesta un poco amoldarse al clima, los nuevos horarios y el estilo de vida en general, pero tuve la suerte de coincidir con otra española que me facilitó mucho la llegada y la estancia aqui.

Mi proyecto se acabó - Anabel Arias Pérez - Voluntariado en Italia

Mi proyecto se ha acabado, pero me ha cambiado la vida! Decidí hacer una experiencia de voluntariado, lejos de mi país, porque sentía que tenía que cambiar mi vida,crecer y hacerme independiente.

ENLACES