USUARIOS
 MENU
europa

Europa

Vuelta a casa - Sergio Arce - SVE en Hungría

Llego el tiempo de mi vuelta a Gijón y como no el tiempo paso volando. Fueron unas semanas intensas por mi tierra, y se puede decir que aunque no me considere patriota al uso, me siento orgulloso de haber nacido en Asturias.

Después de haber pasado mucho calor en Debrecen, Budapest y Madrid, pasé el Negrón y empezó a llover. Esta agua que no le gusta a mucha gente a mi me revitaliza y me hace despertar de esa tontería que te deja el calor extremo. Quizás por eso en Asturias nos despertamos antes que en otros sitios y somos casi siempre la región más revolucionaria y que siempre sale a la calle a luchar por nuestros derechos, quizás sea esa lluvia la que nos hace ver que tenemos que hacer algo para cambiar las cosas.

En estas tres semanas en Asturias he tenido la visita de mi compañera de piso, Marina, de mi novia, Vanda y de un amigo español que hice en Hungría, Álvaro. Han quedado encantados y sobre todo a Vanda y a Álvaro les ha gustado mucho la sidra.

 

He tenido la oportunidad de visitar mis puntos favoritos, como son Luanco, Llanes y mi playa favorita, Torimbia, un paraíso que hasta hace bien poco estaba escondido de los turistas y tenía mucho más encanto.

He podido quedar con casi todos mis amigos y amigas, no como lo hubiéramos planeado y no sin algún agobio por mi parte, ya que quería tener contentos a mi familia, a mis amigos y a mis invitados y eso me generó algún dolor de cabeza.

  

He podido nadar como siempre con mi maestro, con Marcos, y este año sólo le he sacado dos minutos en la travesía, por lo que hay que darle la enhorabuena.

 

Se puede decir que todo ha ido bien, pese a que he gastado más de la cuenta en Hungría y eso me ha llevado a tener algunos problemas en casa.

También vi a mis padres, tíos y abuela llorar cuando me despidieron. Todas estas cosas se fueron metiendo en mi cabeza, hasta que llegó un momento que reventó.

Era la hora de volver a Debrecen y por mi cabeza empezó a pasar la idea de no volver, o volver coger mis cosas, acabar el voluntariado y volver a Gijón. Además podría incorporarme al trabajo en la playa en Luanco.

Dejaría a Vanda en Hungría, ya que era lo único que sentía que me ataba a Debrecen, y había demasiadas cosas en Gijón que me esperaban. Cogí los billetes de avión, los de ALSA y hablé con mis padres. Estaba decidido, me volvía a España. Justo después de hablar con mis padres, recibí una llamada de Vanda y decidí quedar con ella para contarle mi decisión.

Iba pasando el día y tras comunicarlo al Conseyu, recibí la llamada de Javi, que me hizo pensar un poco más las cosas. Volvería para trabajar solo un mes y medio y luego volver a la misma situación que antes de venir a Hungría, volvería a dejar algo que he empezado, volvería a dar otro cambio en mi vida.

Llegué a casa de Vanda y le conté mi decisión, no voy a contar todo lo que pasó. Pero entre la familia y Vanda me vinieron a decir lo mismo que Javi. Estaba en una difícil situación y lo sabía, tenía que decidir y no quería hacer daño a nadie, en este caso era imposible. Decidí quedarme, decidí acabar con algo que había empezado, decidí quedarme con la chica que quiero, pero hice daño a mi familia, bastante daño, porque ya estaban esperando mi regreso.

 

Ahora son unos días difíciles en los que he perdido el contacto con mi familia, espero que sea momentáneo. También he vuelto a mi trabajo en la organización, con una semana repleta de actividades, con un evento deportivo el jueves y viernes y muy cerca el Virag Carnival ( Carnaval de las Flores) donde trabajaré como voluntario apoyando a un grupo de Paraguay.

Por lo demás soy feliz, aunque a veces pienso en todo lo pasado con mi familia estos días y la situación no es fácil, pero bueno la vida no es fácil y a veces tienes que elegir, sabiendo que elijas lo que elijas vas a dañar a alguien.

Pese a todo tengo una cosa clara y que nadie me robará nunca, para mi volver a casa siempre será volver a Asturias, volver a Gijón y estar con mi familia, con mis amigos, con mi mar, con mi tierra.

<< volver

Te interesa

Blog Tisnov en la cuarentena, cuando uno observa en mundo trás una ventana- Maria Rumbero desde Rep. Checa

Tras las navidades volvimos a la nevada y fría República Checa con muchos planes.  Todo paso demasiado rápido, o quizás la quietud y espera que vivimos ahora nos hace ver los meses atrás como recuerdos de hace mucho tiempo..

3 meses en el Norte-Alba Villa desde Finlandia

¡Hola, después de tanto tiempo! Parece que la cuarentena también ha afectado a mi blog, ya que llevo unos cuantos meses sin escribir. Pero en esta entrada prometo hacer un resumen de todo lo que he vivido durante este periodo...

Aquí estoy de vuelta, después de mucho, mucho tiempo - Sara Sierra desde Rumanía

Hace ya más de dos meses que mi voluntariado terminó, justo antes de que el coronavirus invadiese nuestras vidas. Debería de haber escrito esto antes, pero en parte porque soy un poco vaga, y en parte porque esto suena muy a despedida, no me vi con las ganas de escribir...

ENLACES