USUARIOS
 MENU

Junio

Entre Gijón y Bruselas, entre la lluvia y el sol - João Fernandes - SVE en España

Muchas cosas han pasado desde el último artículo. El sábado por la tarde estaba en el centro comercial, comprando una lámpara para mi habitación, cuando empezó a llover de una manera increíble. La lluvia cayendo sobre el techo del supermercado hacía mucho ruido. En poco tiempo cayó tanta agua que la calles quedaran inundadas y el agua entró en las tiendas. Cuando por fin llegué a casa, el patio ante mi edificio estaba lleno de agua, como una enorme piscina. Esto es muy raro en Gijón, aunque aquí llueve mucho. Fue un fenómeno impresionante y las calles quedaron muy sucias hasta el lunes o martes.

El lunes, muy temprano por la mañana, trece personas y yo cogimos un autobús de Gijón hacia el aeropuerto de Santander. El destino era Bruselas. El viaje era parte de un proyecto aprobado hace unos meses: el grupo parlamentario de la izquierda unitaria europea invitó al Conseyu para ir a hablar con algunos eurodiputados y otros representantes de movimientos sociales sobre cuestiones de género e igualdad en Europa. Sin duda la jornada fue muy interesante: pudimos compartir experiencias y conocimientos sobre la realidad en países como Portugal, España, Hungría, Suecia y Bélgica.

 

Aunque estábamos muy cansados, aprovechamos todo el día para visitar el parlamento europeo y conocer Bruselas. Creo que nadie en nuestro grupo conocía la ciudad. Conozco algunas personas que fueron a Bruselas o que trabajan o trabajaron allí, y la mayoría de las impresiones no eran muy positivas: siempre oí que la ciudad es gris, pequeña, sin muchos motivos de interés, pero mi opinión es diferente: me pareció una ciudad bonita, algo como una mezcla cultural entre Holanda y Francia. Sin embargo, Bruselas no es una ciudad inagotable como Paris, Ámsterdam, Londres o Roma. En todo caso, un día fue demasiado poco para aprovechar lo que la ciudad puede ofrecer.

 

 

El hotel estaba en un barrio poblado por árabes, muy cerca del centro de la ciudad. Los siete hombres teníamos una sola habitación con cuatro literas. Fue una experiencia diferente pero pienso que no podría dormir más de dos o tres noches así.

 

En Gijón ha hecho sol y los días están maravillosos. Esta ciudad, igual que todas las otras, es mucho más hermosa cuando hace sol y cuando no hay que salir de casa con el paraguas y la chaqueta. Así que espero que el buen tiempo se mantenga durante el finde!

 

De vuestro amigo,

João

<< volver

Te interesa

Hasta pronto mi querida España... -  Artem Schakbasian - SVE en España

 

Para contaros por última vez un poco lo que hice esta semana, bueno, dos cosas: playa y fiesta. Como ya salió el sol hay que disfrutar del tiempo así que pasé unos días buenísimos con mis amigos en la playa, en el gym, y por la noche en la disco. Y aquí estoy, con una resaca...

Las últimas vacaciones - Viktoria Valsami - SVE en España

 

El sábado pasado fui a Madrid por unos días para ver un poco la ciudad...

Verano en Gijón - Ana Miruna - SVE en España

Hola! La primera semana oficial del verano que en realidad se veía y se sentía como verano.
ENLACES