USUARIOS
 MENU
europa

Viajando por Bilbao y San Sebastián- Artem Schakbasian- SVE en España

8-1-2015

Desde el fin de semana hasta el martes estuve en el primer viaje que yo organicé, ¡por fin! Mi amigo Dennis (que es un voluntario alemán que vive ahora en Salamanca) y yo fuimos al País Vasco, a Bilbao y San Sebastián. Pero primero, Dennis vino a nuestra ciudad Gijón por un día. Cocinamos juntos y después le mostré un poco de la ciudad, caminamos por la playa, fuimos a unas tiendas y después de comer un montón de carne en casa tomamos algo en unos bares y le dije que tenía que probar la Sidra y le encantó. Qué pena que en Castilla y León no hay sidra, tiene que venir a Asturias más a menudo :D A las 2 fuimos para casa porque al día siguiente teníamos que coger el autobús a Bilbao por la mañana. Cuando nos levantamos era más tarde que quisiéramos así que cogimos nuestras cosas y fuimos rápidamente a la estación de ALSA y empezamos nuestro viaje. La ida duró 5,30 horas lo que nos enfadó un poco pero cuando llegamos a Bilbao y comimos algo estábamos feliz otra vez, pero todavía teníamos que buscar el hotel, por eso estuvimos preguntando a la gente en la calle porque el Google Maps en mi móvil no funcionó. Al final llegamos con el metro a nuestra estación y fuimos al hotel al pie. ¡Y qué suerte, nuestro hotel estaba muy céntrico, en una parte de ciudad muy bonita, al lado de la "Ría de Bilbao".

  

Como llegamos por la tarde no hicimos el "sight seeing"; descansamos un poco, comimos en un restaurante chino al lado de nuestro hotel, empezamos beber un poco en la habitación y nos fuimos de fiesta. Estuvimos buscando bares buenos con gente y buena música (la que nos gusta, música de bailar), fue un poco difícil porque había bares con música que no nos gustaron o que estaban sucios y llenos de gente más mayor. Bebimos algo en diferentes bares,  pero al final conocimos a unas chicas que vinieron con nosotros a una discoteca grande donde tuvimos que pagar y al final estuvimos en un lugar con música buena y con mucha gente joven.

 

Lo pasamos muy bien y disfrutamos hasta las 6/7 de la mañana, después cogimos los números de las chicas para quedar luego (pero no lo hicimos porque no tuvimos tiempo para eso) y nos fuimos al hotel porque estabamos un poco cansados después de un día tan largo con el viaje.

Al día siguiente nos levantamos a las 14 y la primera cosa que hicimos es, correcto, comer. Fuimos a ver la ciudad, los lugares y edificios más bonitos que estaban todos cerca de nuestro hotel y caminamos aprox. 3/4 horas y vimos los lugares más importantes: el museo de Guggenheim, la universidad, el gobierno, el estadio de fútbol, el teatro, los jardines y muchas cosas más. Quise entrar en el museo de Guggenheim pero no había tiempo suficiente para eso. Tuvimos mucha suerte con el tiempo porque hizo sol todo el día así que la ciudad nos pareció mucho más bonita.

    

Yo sé que Bilbao es una ciudad más industrial y hay gente que no le gusta pero las partes donde estuvimos nosotros eran muy bonitas. Por la noche comimos por 2 veces en el restaurante chino (veis que el restaurante nos gustó mucho :D ) y vimos unas pelis divertidas en la habitación.

El lunes madrugamos y queríamos coger el autobús a San Sebastián a las 11 de la mañana pero la mujer de ALSA nos dijo que no había plazas en este autobús así que tuvimos que esperar 3 horas y coger el próximo a las 14. Jolín... estuvimos esperando y comiendo en la calle, al lado de un supermercado como dos sin techos pero al final cogimos el autobús y fuimos a la ciudad que tenía que ser tan bonita, como la gente dice: San Sebastián o, como los vascos lo dicen, Donostia. Cuando llegamos por la tarde (el viaje duró más de lo que dijo el plan) hacía sol y en este momento, cuando estábamos caminando por la Plaza de Constitución (un lugar en la parte vieja de la ciudad donde estaba nuestra pensión) me día cuenta que la gente tiene razón: ¡la ciudad, con la playa y los edificios viejos, era guapísima!

  

En el camino vimos los "reyes magos" y toda la gente que estaba preparándose para el espectáculo porque fue la noche antes de los reyes. Llegamos a la pensión, nos duchamos y todo eso, y después fuimos a comer pinchos en un bar (jolín, fue muy rico pero muy caro, se podía ver que era una zona muy turística) y caminamos por la ciudad y tomamos unas fotos.

 

Como Dennis tenía que levantarse muy muy pronto por la mañana no pudimos salir, así que vimos una peli divertida en su ordenador y nos acostamos. El único mal fue que no estuvimos mucho tiempo en San Sebastián porque no pudimos coger el autobús en Bilbao que habíamos planeado coger.  La mañana siguiente me levanté con Dennis a las 5, nos despedimos y se marchó a la estación de autobuses. Ahora penséis que estoy loco pero no seguí durmiendo: salí de la habitación porque quería ver más cosas de la ciudad, y cuando no había nadie en las calles caminé por 2 horas haciendo fotos y disfrutando la belleza de San Sebastián.

   

Al final comí algo, cogí mis cosas y me fui a la estación. 8 horas de vuelta, mátame por favor... conocí a un hombre muy interesante en el autobús que vive en Santander y estuvimos hablando todo el tiempo así que el tiempo pasó más rápidamente. Al final me dio su número para que nos veamos cuando vaya a Santander la próxima vez y dijo que me va a mostrar toda la ciudad.

Por fin llegue a mi casa y no dormí mucho pero si como un bebe, repasando todos los recuerdos bonitos del  viaje que fue chulísimo en la cabeza. Ahora Bilbao y San Sebastián son las ciudades más bonitas que he visto en toda España para mí, después de Barcelona. Pero seguirán muchas más...

   

Háganos llegar su comentario

ENLACES