USUARIOS
 MENU
europa

EL FIN – Theresa Schmid

4-7-2014

Pues sí, llevo 9 meses en España, llegué a Gijón, me acostumbré a la vida en España, encontré amigos, pasé un tiempo fenomenal, viví experiencias inolvidables y ahora tengo que volver a Alemania y dejar mi vida española.

Se acabó nuestra última semana en el Conseyu, la línea de internet está suspendida, la primera caja preparada para enviarla a Alemania, la maleta y los billetes de avión me esperan en casa y el sentimiento de despedida es omnipresente.

Sí, no puedo esconder que estoy muy triste por tener que marchar - pero tampoco estoy tan desesperada como parece: También me alegro de ver a mi familia y mis amigos, de volver a mi pueblito, de empezar algo nuevo cuando comiencen los estudios y me mude. Además estoy planeando un viaje por Alemania e ir a algunos conciertos... Cosas que provocan sonrisas :)

 

Esta semana empezó con un día festivo gijonés - como no tuve que ir al Conseyu di un paseo y fui a algunos sitios que echaré de menos cuando vuelva a Alemania (en especial el mar). El resto de la semana Tomi y yo trabajamos en un proyecto final que será una sorpresa para el Conseyu así que no quiero contar demasiado aquí. Tan sólo que es una reflexión de todo nuestro voluntariado.

Al principio de la semana llovió mucho así que tuvimos que esperar mucho para ir al Metropoli en la feria pero el miércoles lo logramos: Sol, música en directo, una cerveza fría y un mercadillo bonito...

El jueves hubo una rueda de prensa para apoyar al Conseyu y conseguir que las autoridades firmen el contrato necesario. Después hubo una comida de despedida para Tomi y para mí - tres platos más postre y café. Os imagináis como me sentí después. :D Luego compré los últimos regalitos para mis amigos y mi familia y cuando volví a casa estaba muerta. Estoy enferma desde hace un mes y medio - quizás debería estar acostumbrada pero no. Ayer por la noche fue peor que nunca: Dolores de cabeza, catarro, dolores de las orejas y la maldita tos. Por suerte tengo un novio que me cuida y fue a la farmacia para comprarme otra medicina así que hoy al despertarme ya estaba mucho mejor.

Hoy tenemos que despedirnos de nuestros compañeros del Conseyu y no quiero. No quiero irme. No quiero decir adiós. No quiero que se acabe el SVE. No quiero hacer la maleta. No quiero ir al aeropuerto. No quiero más despedidas.

El SVE era una experiencia única para mí, un tiempo especial, una parte de mi vida que nunca olvidaré. Me aportó tanto desde crecimiento personal hasta aprendizaje lingüístico. Conocí a mucha gente buena, aprendí mucho de mí misma, trabajé por primera vez en el sector social, mejoré mi español, hice amistades fuertes, realicé proyectos, di clase, conocí mejor a Asturias y España, experimenté aventuras, viví experiencias inolvidables... Gracias Europa que llevas a cabo proyectos así. Gracias Conseyu por acogernos de esta manera cariñosa. Gracias Gijón por ser nuestro hogar durante los últimos 9 meses.

Háganos llegar su comentario

ENLACES