USUARIOS
 MENU
europa

¡Qué fiesta de culturas! – Theresa Schmid

31-3-2014

Empezó la primavera y con ella el tiempo variable: Llueve, hace frío, hace sol, hace calor, hay tormenta, viento y granizo ¡y todo esto dentro de 24 horas! Lo que aprendes es que en Asturias nunca puedes confiar en el tiempo.

El sábado de vez en cuando apareció el sol aunque estaba bastante nublado. Pero por lo menos no llovió. En el Museu del Pueblu d'Asturies quedamos con los otros chicos que participaron en las jornadas en contra del racismo y la discriminación. Hubo una comida grande y gratuita donde la gente compartió con los demás lo que trajo. Por supuesto hubo mucha comida española pero también cositas exóticas: carne con miles de especias, arroz rojo y una comida con patatas, aceitunas y pollo picante. Luego preparamos los talleres para jugar con los niños: Hubo uno de pintura, uno de plasti, uno de chapas y otro de marcapáginas. Cerca empezó un grupo de africanos a tamborilear y la gente bailó - una verdadera fiesta de culturas.

Nosotros inauguramos los talleres y los niños vinieron con muchas ganas. Yo trabajé con una niña en el taller de marcapáginas que tenía tanto entusiasmo que no se hartó de ello. Al final tenía un montón de marcapáginas: una flor, un perro, dos corazones, una corona,  una estrella, etc.

El domingo entonces dormí hasta las 12.30 y decidí visitar las termas romanas de Gijón. Llamé un amigo y por la tarde fuimos. El museo es bastante pequeño pero lo que enseña es interesante y ¡la entrada es gratuita los domingos! :) Luego fui a un bar para ver el Clásico del fútbol: Barcelona contra Madrid. El bar estaba lleno de gente, toda España delante de la televisión. Yo estaba rodeada por cuatro chicas africanas, amigas de mi compañero de piso, que estuvieron discutiendo durante todo el partido: A dos les gusta más el Barcelona y a las otras el Madrid. Yo no tengo ni idea del fútbol español así que me dio igual. Para mí fue más interesante observar las chicas que ver el partido: Una me enseñó con sus manos como los futbolistas tenían que jugar; otra se levantó para bailar cuando hubo un gol delMadrid; todas estaban tensas, gritabaron y con cada gol me dieron besos y abrazos. :D Es una cultura muy viva y ruidosa, pero me gusta ver su energía y entusiasmo. Los alemanes no son así.

En el Conseyu empezó la búsqueda de una voluntaria futura que debe venir de Irlanda, a ver si encontramos una. Como siempre dimos clase de alemán e inglés y tuvimos mucho éxito esta semana: Hubo mucha gente y el tema, el de la infancia, gustó a todos. Las conversaciones fueron interesantes, igual si hablamos alemán o inglés.  

El viernes tuve mi primera prueba en clase de español y fue bastante difícil. Nadie recibió todos los puntos. Así que estoy muy contenta con mis tres de cinco puntos. Ahora vamos a sacar un video para motivar a otros voluntarios a participar en un video proyecto del Conseyu. Hasta pronto :)

Háganos llegar su comentario

ENLACES